•  |
  •  |
  • END

Los símbolos patrios y la entonación del Himno Nacional fueron los elementos que caracterizaron un efímero plantón realizado por al menos 50 estudiantes universitarios frente a la Universidad Centroamericana, UCA, ubicada en la zona central de Managua.

Mientras tanto, en el costado norte de esta misma capital, un grupo de ciudadanos extendió una manta que decía en letras grandes: “Daniel Ortega dictador, acordarte de Paraguay”, en alusión al país donde fue ajusticiado Anastasio Somoza Debayle en 1980.

Aunque estos dos grupos estuvieron ubicados en polos opuestos de la capital, su causa los unía, porque ambos se manifestaban en contra del fallo de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, que le concede la reelección al presidente Daniel Ortega y a sus 109 alcaldes y vicealcaldes.

Universitarios entonaron el Himno Nacional

“Daniel y Somoza son la misma cosa”, fue una de las consignas que predominó y que repetían una y otra vez los jóvenes veinteañeros frente a la UCA, algunos usando máscaras del Güegüence y otros no cubrían su rostro porque no tienen miedo, expresaron. Sin embargo, ninguno quiso revelar su nombre y simplemente se identificaron como estudiantes.

Durante la protesta, que duró al menos una hora --de 11:00 a 12 del mediodía--, los universitarios paralizaron el tráfico en diferentes intervalos de tiempo, para entonar el Himno Nacional ante los conductores y peatones que circulaban en la Avenida Universitaria.

Más tarde, cuando surgió el rumor de que llegarían grupos de choque de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, los jóvenes se trasladaron a la entrada principal del alma mater, donde mostraron sus carné universitario al portero para asegurarse dentro de la UCA.

“Ortega, acordate de Paraguay”

Al otro lado de la ciudad y horas después de “la protesta de los símbolos patrios”, un grupo de cinco hombres extendió una manta que obstruyó parcialmente el tráfico vehicular en el kilómetro cuatro de la carretera norte, próximo a las instalaciones de EL NUEVO DIARIO.

Sin embargo, media hora después de estar allí, los protestantes rápidamente se marcharon cuando vieron de cerca una patrulla de oficiales de la Policía que se comenzó a arrimar.

Los cinco ciudadanos, que prefirieron omitir sus nombres, se identificaron como miembros de la Red Nacional de Resistencia Ciudadana. Uno ellos, que usó el seudónimo del cacique “Diriangén”, expresó que este tipo de protestas “contra la dictadura de Ortega continuarán hasta las últimas consecuencias”.