•  |
  •  |
  • END

Una delegación de organismos civiles visitó ayer al arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, en busca de respaldo y fortaleza para seguir adelante con la lucha cívica que le han declarado al gobierno del Presidente Daniel Ortega.

Los representantes del Movimiento Juvenil Nicaragüita, la Red Nacional Resistencia Ciudadana y la Coalición de Jóvenes, fueron recibidos por el arzobispo Brenes en su oficina de la Curia Episcopal, donde según dijeron, el religioso expresó su apoyo a sus esfuerzos siempre y cuando éstos fueran cívicos y pacíficos.

Leonor Martínez, la joven que recientemente fue agredida por miembros del Consejo del Poder Ciudadano, CPC, manifestó que en particular llegaba a buscar en el sacerdote apoyo moral y espiritual.

También manifestó que la Iglesia Católica es bien representativa en Nicaragua y sabe que tiene influencia en los ciudadanos, así que considera que los llamados de paz del Arzobispo pueden abonar a un clima más propicio cuando salgan a protestar contra las arbitrariedades del gobierno de Ortega.

Iglesia es preponderante

Por otra parte, Donald Muñoz, representante del Movimiento Juvenil Nicaragüita, expresó que ellos saben que la Iglesia juega un papel preponderante en cuanto a la defensa y la exigencia de los derechos ciudadanos.

También con esa visita querían externarle sus preocupaciones al obispo sobre “las violaciones incesantes que se han hecho a los derechos democráticos”. Muñoz mencionó el caso específico de Leonor Martínez, quien fue atacada por participar en manifestaciones críticas al gobierno.

“Queremos que el arzobispo nos respalde, que él conozca lo que está sucediendo y lo transmita a la feligresía católica”, expresó Muñoz.

Agregó que como organismo civil no sólo se dedican a hacer marchas y protestas. “Nosotros también hacemos un trabajo estratégico, estamos organizando a los jóvenes en los diferentes departamentos del país, los estamos capacitando en cuanto a temas de gobernabilidad, democracia, derechos ciudadanos, humanos, equidad de género, etcétera”, dijo el líder del Movimiento Nicaragüita para explicar que las protestas sólo son un complemento de la expresión ciudadana.