•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Contra toda expectativa, el diputado y dirigente sindical Gustavo Porras, aseguró que la marcha orteguista del 21 de noviembre será una alegre celebración pacífica sin morteros, en la que participarán al menos cien mil personas.

El líder sandinista ofreció las declaraciones en una conferencia de prensa, donde hizo la convocatoria oficial a la manifestación denominada “marcha de la victoria”. “El día 21, como ya lo habíamos establecido, vamos a hacer una marcha sandinista, allí estaremos todos los trabajadores, ciudadanos honestos, los que queremos un sistema de justicia social”, expresó el funcionario público en la casa sede del Frente Nacional de Trabajadores, FNT.

Porras hizo un llamado a no utilizar medios del Estado para transportar a los manifestantes orteguistas y también dijo que nadie será obligado a participar. “Qué nadie utilice un solo medio del Estado, que nadie utilice un solo medio de los ministerios, nosotros vamos a demostrar en la calle la correlación de fuerzas de movilización de los que queremos un sistema nuevo, justo, social, con los que quieren un sistema viejo y los que dicen que será una marcha de los chacuatoles”, comentó en referencia a la marcha paralela que se desarrollará ese mismo día.

“Un recorrido muy diferente”
Según lo detallado por Porras, los orteguistas entrarán a Managua a las 7:00 de la mañana. Su ruta partirá de la rotonda Jean Paul Genie hasta la Laguna Tiscapa, coincidiendo con el trayecto programado para la manifestación de los organismos civiles de oposición al Gobierno. Sin embargo, Porras explicó que "es un recorrido muy diferente, que nada tiene que ver con el que autorizaron a ellos (oposición)".

Ante las preguntas insistentes de los periodistas sobre la posibilidad de una confrontación por la coincidencia de las rutas, Porras reiteró estar “totalmente” seguro de que no habrá choques. “Todo mundo tiene derecho a marchar, ya están establecidas las líneas, no tiene por qué  haber ninguna confrontación…”, aseguro.

Durante la conferencia de prensa, el diputado no escatimó en epítetos para expresar que es la marcha de la oposición la que será “un chacuatol”, una manifestación de “corruptos” y “ladrones”. Asimismo, adelantó que en 2011 habrá otras “marchas por la victoria que no se detiene”.