•   Jinotega  |
  •  |
  •  |
  • END

Producto de los morterazos que lanzaron trabajadores de la Alcaldía de Jinotega en dirección a la catedral San Juan, donde la oposición del gobierno celebraba una misa a un año del fraude electoral el pasado nueve de noviembre, el reloj de una de las naves se detuvo, confirmó el párroco del sitio, padre Norvin Antonio García .

Según el sacerdote, para reparar el viejo y costoso reloj se invirtieron 4 mil dólares, mismos que costó mucho reunirlos y durante varios años, para que de un momento a otro el reloj se parara y dejara de funcionar, peor cuando nadie se hace responsable por los daños.

El reloj comenzó a funcionar recientemente en una etapa de prueba para ver su funcionamiento, y por eso repicaba las horas y posteriormente, el ingeniero Alejandro Dávila, quien estaba a cargo de la reparación, lo programaría para que repicara cada media hora y así sucesivamente hasta que funcionara completamente.

“El reloj estaba funcionando bien, porque se le cambiaron algunas piezas y otras fueron reparadas porque ya no se encuentran, pero el día lunes nueve de noviembre se dañaron nuevamente, se cortó una cadena que permitía los repiques”, dijo el sacer-
dote.

“Nadie fue, unos dicen que fue accidental, otros dicen que fue provocado, pero de eso no me doy cuenta porque estábamos en misa en ese momento, pero todos somos testigos de que el reloj estaba funcionando”, recalcó el sacerdote.