Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

El presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, Telémaco Talavera, confirmó que ha recibido amenazas de muerte de personas que se oponen al veto parcial a la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación, CNEA, sin embargo, no señaló a ningún responsable en particular.

“He recibido amenazas, pero yo diría que eso es normal, pienso que pretenden intimidarme, pero no puedo saber quién. De todas maneras, nuestra causa es legítima, y así como ha costado sacrificios, si fuera necesario dar la vida la damos por esta causa”, expresó Talavera.

Desde que el pasado 21 de noviembre el presidente Daniel Ortega anunció el veto parcial a la Ley del CNEA, y éste fuera enviado a la Asamblea Nacional para su debida ratificación, se suscitó una polémica sobre el respaldo que tendrá de parte de los diputados.

Confía en que aprobarán veto

El veto parcial, según Talavera, implica eliminar todos aquellos artículos de la Ley del CNEA que alteraban o modificaban la Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior, entre ellos el artículo 58, que establece todas las funciones del CNU.

El presidente del CNU confía en que la mayoría de diputados respaldará el veto parcial, e insiste en que “le da equilibrio a las funciones del CNU y del CNEA”. “Tenemos confianza en que este veto va a ser resuelto en los próximos días, más allá de las acusaciones, de las amenazas, de las difamaciones que se han dado y se seguirán dando”, agregó.

Hay un plan contra el CNU

Talavera también manifestó que ha escuchado sobre un plan que “pretende organizar grupos para difamar al CNU”, pero tampoco señaló a evidencias concretas.

Un comunicado oficial del CNU señala que “connotados adversarios de la universidades públicas y del CNU están promoviendo, organizando y financiando actividades orientadas al desprestigio y a la deslegitimación de nuestras instituciones de educación superior y de algunos de sus dirigentes, con el objetivo de obstaculizar la discusión y aprobación del veto presidencial”.

Y aunque no se señalan a posibles organizadores de esos supuestos grupos, Talavera dijo que se sabe “por los medios de comunicación quiénes han atacado (al CNU) y quiénes me han atacado”.

“Yo no quisiera hacer referencias personales, porque esta lucha no es contra personas, es por principios, es por institucionalidad, es por el desarrollo del país, yo no he atacado a nadie en particular ni lo voy a hacer porque no he personalizado esta legítima lucha, pero hay otra gente que si lo ha hecho y ustedes saben quiénes son”, señaló.

El comunicado oficial del CNU advierte que “la comunidad universitaria está atenta ante esta amenaza y preparada de manera decidida para rechazar este tipo de maniobras”.