•  |
  •  |
  • END

Dirigentes de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, y diputados del Frente Sandinista, confirmaron su intención de incluir en una futura Ley de Concertación Tributaria, un aumento del techo exonerado del pago del Impuesto sobre la Renta, IR, para los trabajadores que devenguen un salario anual de 100 mil córdobas.

Sindicalistas y legisladores del FSLN consideran insuficiente el techo exonerado del IR de 75 mil córdobas propuesto en la reforma a la Ley de Equidad Fiscal, presentada el lunes por el Ejecutivo ante el Parlamento nicaragüense para su aprobación mañana. El diputado y dirigente del Frente Nacional de los Trabajadores, FNT, Gustavo Porras, dijo que se manifestarán en las calles exigiendo la modificación el próximo año.

Porras recordó que existe un compromiso entre el gobierno y los empresarios de acordar una Ley de Concertación Tributaria en el primer trimestre de 2010, la cual debe incluir, entre otras cosas, subir el techo salarial exonerado a 100 córdobas anuales.

Excusas

El presidente de la Comisión Económica, Wálmaro Gutiérrez, dijo que apoya la posición de los trabajadores, pero recordó que el aumento de la base salarial exonerada debe ser gradual, y por ello en 2010 será de 75 mil córdobas y, posteriormente, lo aumentarán a 100 mil. Gutiérrez señaló que el incremento de 50 mil a 75 mil córdobas de exoneración, ya sugiere una baja en la recaudación equivalente a unos 250 millones de córdobas.

González molesto

“Nos creamos una gran expectativa con el hecho de que propusimos que el techo del IR (Impuesto sobre la Renta) para los trabajadores se llevara a 100 mil córdobas, hoy estamos escuchando que se están planteando 75 mil córdobas; observamos que el gobierno ha reaccionado a las presiones de la empresa privada y del Fondo Monetario (Internacional)”, afirmó Roberto González Gaitán, Secretario General de la CST.

El dirigente sindical consideró que el gobierno ha dado prioridad a un “amarre” con los empresarios y no con los trabajadores.

Los sindicalistas dijeron estar preocupados por los mensajes, según ellos, “chantajistas” por parte de empresarios y de algunos políticos, que han manifestado la posibilidad de cerrar sus negocios y mandar al desempleo a muchos trabajadores si se les obliga a pagar más impuestos.