•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, el diputado José Pallais, le presentó al presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, Telémaco Talavera, las pruebas de supuestos cobros ilegales a universidades privadas, lo que Talavera ha negado en reiteradas ocasiones.

En una reunión que se realizó ayer en la oficina legislativa de justicia, Pallais expresó a Talavera su preocupación por la falta de legalidad de los cobros que ha venido haciendo el CNU para la autorización de nuevas universidades privadas y por las carreras.

Sin embargo, Telémaco Talavera, al salir de la reunión, dijo que había sido un excelente encuentro donde se aclaró el uso de los recursos del seis por ciento, y que estaban allí porque no tenían nada que esconder.

“Por eso le pedimos una reunión, porque no tenemos nada que esconder, y, como lo he dicho, si hubiesen cosas que revisar nosotros seríamos los primeros que estamos abiertos siempre, y por eso de nosotros fue la iniciativa de la reunión”, manifestó Talavera.

Pallais mostró pruebas

Según el relato de Pallais, Talavera recibió pruebas que van desde comprobantes de cheque hasta una memoria de la más reciente universidad, que fue aprobada con los cobros del CNU.

“Le presenté todas las pruebas que yo he ido recogiendo con recibos oficiales, con documentos del CNU, donde se presentan proformas para hacer esos cobros, cómo han venido incrementando esos cobros, comprobantes de cheque que me han traído las universidades, mayor cantidad de preformas, e incluso documentos con un ayuda memoria de todos los acontecimientos de una universidad de reciente aprobación”, afirmó Pallais.

Es un delito

El diputado explicó que todos esos documentos son un constitutivo de delito, porque el Código Penal así lo establece en el artículo 455 referido a las Exacciones.

“La autoridad, funcionario o empleado público que abusando de su cargo exija o haga pagar derechos, tarifas, aranceles, impuestos contribuciones, tasas o gravámenes inexistentes o en mayor cantidad a la que señala la ley, será sancionado, sin perjuicio de los reintegros a que esté obligado, de dos a seis años de prisión, e inhabilitación por el mismo período para ejercer cargo o empleo público”, indica dicho artículo del Código Penal.

Pallais manifestó que Talavera se mostró “de buen ánimo” para que esa situación se supere y para que dichos cobros se realicen con el debido soporte legal.

Pallais reconoció que el veto a la Ley Creadora del Consejo Nacional de Acreditación y Evaluación, CNEA, es oportuno para resolver esos problemas.

“Le he dicho que yo miraba el veto como una oportunidad de poner las cosas en orden, de solucionar los problemas por una vez, en una solución que dé por satisfechas a todas las partes, y evitarnos una confrontación que no es necesaria ni prudente”, manifestó Pallais.

“Yo no me he enriquecido”

Un día antes, Talavera garantizó la eficiencia y la transparencia de los recursos del CNU. “Nosotros podemos garantizar que hemos hecho uso eficiente y transparente, nosotros siempre estamos con las auditorias de la CGR, auditorías externas, auditorías internas. Yo, por ejemplo, por ser presidente del CNU no devengo ni un solo córdoba más, mi salario es el mismo de rector, no tengo dietas, no tengo estipendios de ningún tipo, ninguno más lo tiene”, dijo en nombre de todos los directivos del CNU.

“Yo no me he enriquecido del erario ni he hecho negocio de la educación privada… pero son declaraciones de quienes por mala fe, por desvirtuar la lucha, por afectar la legitimidad de esta lucha… yo creo que la mayoría de los diputados, los nicaragüenses, sobre todo la comunidad universitaria, está consciente de que cuando luchamos por la autonomía y el 6 por ciento lo hacemos porque queremos ampliar becas”, agregó Talavera, en clara referencia al diputado Mario Valle, quien en reiteradas ocasiones lo acusó de hacer negocios con las universidad privadas y enriquecerse con los cobros que les hace.