•  |
  •  |
  • END

El embajador de Cuba en Nicaragua, Luis Hernández Ojeda, salió el pasado viernes del país, confirmó una fuente de la embajada cubana, pero contrario a la información que el diplomático fue retirado de su cargo por instrucciones desde La Habana luego de un conflicto con la primera dama Rosario Murillo, dijo que fue debido a problemas de salud.

Según la fuente, Hernández Ojeda estuvo tres meses en La Habana a causa de una “operación sensible” en el corazón, y luego regresó a Nicaragua, donde permaneció dos meses hasta que dio por concluida su misión en el país.

La fuente manifestó que “hasta el momento” desconoce si en realidad hubo un conflicto entre Hernández Ojeda y la primera dama, aunque lo descartó.

Así se confirma que Hernández Ojeda se fue sin recibir la Orden “José de Marcoleta” que, según el decreto presidencial 6-97, “se otorgará como alta distinción de la República a nacionales y extranjeros en reconocimiento a los méritos extraordinarios adquiridos en el desarrollo de las relaciones internacionales o diplomáticas de Nicaragua con las naciones del mundo, en beneficio de la paz y amistad entre los pueblos y en defensa de la dignidad y los intereses de la soberanía e integridad territorial de la nación”.

¿Por qué no le entregaron la orden?

La última Orden “José de Marcoleta” entregada en 2009, fue el pasado 23 de noviembre al coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas y representante del PNUD en Nicaragua, Alfredo Missair. A él le anteceden, por ejemplo, el ex embajador de Palestina, Walid Ibrahim Muaqqat; el ex embajador de Noruega, Kristen Christensen y el ex embajador de Perú, Gerardo Morris Abarca, quienes recibieron dicha distinción en su grado Gran Cruz.

Cuba mantiene distintos programas sociales en todo el país, como la brigada médica denominada “Todos con Voz”, el plan de asistencia oftalmológica “Operación Milagro” y el programa de alfabetización “Yo sí Puedo”. Éste último es el programa gracias al cual el analfabetismo en el país se redujo a un 3.5 por ciento, según información del Gobierno.

Si es cierto…

Los ex cancilleres, Emilio Álvarez Montalbán y Francisco Aguirre Sacasa, interpretaron la salida Hernández Ojeda como resultado de la crisis que está afectando a los países de la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, e incluso como un riesgo de la membresía de Nicaragua en dicha iniciativa.

“Cuba está celosa de la identidad que ha tomado Nicaragua con Venezuela”, afirmó Álvarez Montalbán no sin antes explicar que es una opinión personal y que “no se debe entender como un hecho concreto”.

El ex canciller explicó que “ha disminuido el papel histórico que tenía Fidel Castro, entonces hay allí una actitud como de celos de los cubanos, (porque) resulta que ya en parte la revolución no es Fidel sino que viene siendo el abuelo, (pues) el padre es ahora Hugo Chávez”, aseguró.

Lo insólito

Según Álvarez Montalbán, la salida de Hernández Ojeda no tendría mayor importancia si se debiera a problemas personales, pero sí sería muy significativa “si es por una diferencia de estrategia política, dada la gran identificación que existe tanto de parte de Nicaragua como de Cuba” en el ALBA.

Mientras tanto, el también ex canciller Francisco Aguirre Sacasa, expresó que si es cierto que la salida de Hernández Ojeda es por un conflicto con Murillo, “sería algo insólito, inaudito e increíble” debido a que Nicaragua y Cuba son países muy afines ideológicamente.

Señaló además que si se confirma la publicación de este Diario, “se vería claramente que la primera dama tiene un peso específico en el Gobierno que no ha tenido ninguna de las primeras damas anteriores”.

Y destacó también que “podría poner en riesgo la membresía de Nicaragua en el grupo ALBA”.

Álvarez Montalbán resaltó que “el Alba está pasando por una crisis profunda debido al fracaso que obtuvieron al no lograr adueñarse del poder en Honduras y a eso viene a agregarse la conflictiva situación económica que está pasando Venezuela con un enorme déficit fiscal, que le ha obligado a la emisión de bonos del tesoro en cantidades multimillonarias”, aseguró Álvarez Montalbán.