Leonor Alvarez
  •  |
  •  |
  • END

El padre Edgar Estrada, que ofició la misa dominical ayer en la Catedral Metropolitana, criticó la reforma tributaria que, según la proyección de los expertos, contempla cobrar más impuestos a los pobres. En ese sentido, el sacerdote dijo en su sermón que “el pueblo está cansando de tantos tributos”.

Aunque el padre Estrada manifestó que este mensaje es una interpretación bíblica de la “primera lectura del libro del profeta Baruc”, referida al pueblo de Israel, admitió que el mensaje bien podría ser ajustado a la realidad que vive Nicaragua.

En el sermón dominical, el sacerdote también expresó que ni siquiera hoy Dios revelaría a los gobernantes “inicuos y corruptos” la salvación del mundo, porque “los gobiernos actuales siguen cometiendo las mismas atrocidades de todos los poderes de antaño”.

Las mismas atrocidades

“Así como el Señor no nació y no fue anunciado al poder humano, porque el poder humano estaba corroído, viciado, destruyendo a las demás personas, hoy tampoco el Señor sería anunciado a los poderes políticos que nos gobiernan, porque siguen cometiendo las mismas atrocidades de todos los poderes de antaño, se aprovechan de los bolsillos de los más necesitados…”, expresó el padre Estrada en su sermón dominical.

“No es a este poder terreno que Dios va a anunciarle la venida de su hijo, sino a un hombre sencillo, humilde, pobre como Juan el Batista”, agregó el sacerdote.

Aunque el padre Estrada no quiso aclarar su sermón referido en parte “al pueblo que está cansando de tantos tributos”, porque argumenta que no está autorizado para hablar de política con los medios de comunicación, explicó que su sermón es “simplemente” una interpretación bíblica ajustada a la realidad. También explicó que como sacerdote tiene que “iluminar al pueblo”.