•  |
  •  |
  • END

Los medios de comunicación han sustituido las plazas públicas y han cambiado la manera de hacer política. Para Guillermo Rothschuh no es casualidad que los políticos de oposición busquen los medios de comunicación y, principalmente, los escritos; aunque también, señaló, la radio es utilizada por su capacidad de penetración y alcance, también por su lenguaje.

“Siempre se busca la mayor resonancia posible… por la capacidad de cobertura que tiene la radio, su enorme influencia y la naturaleza de su lenguaje, se llega a unos sectores poblacionales mayores, que si invitaras (a la gente) a un mitin”, explicó Rothschuh, haciendo alusión a un estudio realizado por los autores Theotonio Dos Santos y Vania Bambirra sobre tácticas marxistas y la importancia de los medios de comunicación para la izquierda.

Por ello, el comunicólogo nicaragüense no duda en señalar que los medios de comunicación han sustituido las plazas públicas, sobre todo, para los partidos políticos que se encuentran en la oposición.

“La televisión ha cambiado las formas de hacer y de gestionar la política y eso es legítimo”, señala, y enfatiza en que no sólo la oposición utiliza los medios de comunicación. “Vos ves que el presidente de la República (Daniel Ortega) hace su convocatoria y a la vez busca cómo se lo transmitan en el canal de televisión”, explica.

Canales para recriminaciones mutuas
Generalmente los dirigentes políticos utilizan los medios de comunicación para ventilar sus discrepancias internas e incluso las diferencias entre uno y otro partido. En este trabajo no fue la excepción, pues al consultar al diputado y presidente del Movimiento de Renovación Sandinista, MRS, Enrique Sáenz Navarrete, comenzó criticando la actuación de los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en la Asamblea Nacional.

Para Sáenz, las actuaciones del PLC contradicen las palabras de sus dirigentes en los medios de comunicación, donde se muestran como “verdaderos opositores” al gobierno, mientras en la práctica muchas leyes que se han aprobado en el Parlamento y que son del interés del gobierno, han tenido el respaldo de los legisladores del PLC.

“La oposición en la Asamblea Nacional, me refiero a las fuerzas no orteguistas, a pesar de haber sacado una mayoría en las elecciones, ha sido una minoría”, explica Sáenz.

Para el dirigente renovador, el actual “reposicionamiento del PLC”, podría permitir recuperar la mayoría de la oposición en la Asamblea Nacional.

Sáenz enfatiza que la oposición se ha visto obligada a acudir a los medios de comunicación debido al tipo de régimen bajo el cual se vive en Nicaragua.

El desafío de otros espacios

“En un régimen de derecho, lo fundamental de la oposición es trabajar desde la Asamblea Nacional y en las instancias públicas; pero en un régimen dictatorial como éste, la oposición tiene que expresarse en la calle junto con la gente”, señaló.

“En el MRS hemos acompañado nuestras posiciones políticas parlamentarias con acciones concretas, por supuesto, acciones pacíficas, como la huelga de hambre de Dora María Téllez, que fue una expresión de esa resistencia contra el orteguismo”, expresó.

Sáenz insistió en que el MRS ha hecho oposición, no sólo a nivel mediático, sino también a través de acciones concretas que incluyen “acciones pragmáticas” como la de apoyar a candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales de otros partidos opositores al Frente Sandinista, durante las elecciones municipales de noviembre de 2008, cuando al MRS le fue cancelada su personalidad jurídica.

Proyección personal

Según Rothschuh, no sólo se trata de que el político movilice a la gente en las calles, sino también de que se transmita a través de los medios de comunicación, aunque reconoció que en el caso de Nicaragua, algunos políticos prefieren más aparecer en los medios brindando declaraciones como una manera de proyección personal.

Otro de los cuidados que según Rothschuh, beben tener los medios de comunicación, es convertirse en “voceros” de algunos políticos y partidos políticos.

Para el experto en comunicación, en un país donde la credibilidad ha decaído tanto, “donde nadie cree en nadie”, los medios de comunicación se han convertido en una alternativa para la gente. “Todo tiene una resonancia mediática y uno se encuentra con políticos de distintos sectores que acusan a los medios, olvidándose de que ellos recurren de manera constante y cotidiana a los medios de comunicación”, señaló.

Más acciones, menos discursos

Para Rothschuh, el hecho de que los políticos opositores que controlan algunas instancias de poder, utilicen los medios de comunicación en lugar de realizar acciones que contrarresten los desmanes del gobierno, no es más que una “argucia amañada”.

Un ejemplo de este tipo de “argucias amañadas” lo constituyen el comunicado --publicado en los medios escritos-- que emitieron siete magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, que pertenecen al Partido Liberal Constitucionalista, PLC, rechazando la sentencia que sus seis colegas del Frente Sandinista y miembros de la Sala Constitucional firmaron el 19 de octubre, habilitando al presidente Daniel Ortega para reelegirse en el cargo.

“Los medios deben cuidarse de este tipo de argucias y estrategias, actitudes amañadas de los políticos, porque (el comunicado de los siete magistrados) no resultó convincente para nadie”, señaló.

Pese a las críticas, el ex decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Centroamericana, UCA, insiste en justificar el uso de los medios de comunicación por parte de los políticos. “No ir a los medios sería un error. Si yo fuera político y quiero granjear simpatía y quiero incidir en la agenda, yo voy a buscar a los medios”, enfatizó.

No obstante, reiteró en la necesidad de redefinir el papel de los medios de comunicación --e incluso de los periodistas--, en torno al abordaje del tema político.

Venta de ideales para llegar al poder
Por su parte, el vicepresidente del Movimiento “Vamos con Eduardo”, Eliseo Núñez Morales, señala que los medios de comunicación se han convertido en el único espacio posible para acceder al poder, premisa compartida por el experto en comunicación Guillermo Rothschuh Villanueva.

“Lo que escribió Maquiavelo fue un manual para llegar al poder, y hoy para llegar al poder tenés que ser idealista, porque sólo un idealista podrá vender ideales a través de los medios masivos, y los medios son los que te dan el poder hoy en día”, expresa Núñez Morales, haciendo alusión a un estudio realizado por Dick Morris, ex jefe de campaña del ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

Para Núñez Morales, los medios de comunicación deberían convertirse en el catalizador que permita, en determinado momento, cambiar un régimen.

“Los medios de comunicación transmiten ideas, si la población compra esas ideas y logra convertirlas en acciones, pueden botar o poner gobiernos”, señaló.

La permeabilidad de la sociedad

No obstante, Núñez reconoció que en la práctica aún no ha ocurrido, pues pese a que la mayoría de medios de comunicación se han convertido en cajas de resonancia de los políticos, esas ideas no han logrado calar lo suficiente en la población como para realizar acciones de trascendencia y que logren cambios sustanciales en el sistema político.

“Ésta es una sociedad que sociológicamente tiene una permeabilidad menor que otras sociedades, a efectos mediáticos. Hay sociedades, como la brasileña, que en los 90 demostró que un movimiento de medios logró botar a un presidente, a Color de Mello, porque son sociedades con más capacidad para aglutinarse alrededor de ideas debido a que hay menos cacicazgos, son sociedades más abiertas”, explicó Núñez.

Núñez Morales considera que los caciques o caudillos impiden que las ideas difundidas en los medios de comunicación, se conviertan en acciones concretas; y señala que eso no ocurre en sociedades más abiertas, donde las personas se logran identificar con una causa que consideran justa y actúan en consecuencia.

Causas, no personas

Por ello, Núñez Morales aspira que los nicaragüenses empiecen a aglutinarse alrededor de causas y no de personas, y eso pasa por las ideas que se puedan difundir a través de los medios de comunicación.

Al igual que Guillermo Rothschuh Villanueva, Núñez Morales considera que el desgaste en la credibilidad de los políticos, hace que las personas tengan menos confianza en las ideas que difunden a través de los medios.

“Los medios han hecho bien su trabajo y se han convertido en una herramienta que el ciudadano hoy tiene para mantener un nivel de información que hace unos 20 años era impensable, aun en países con sociedades más abiertas y libres que la nuestra”, recalcó.

No hay otra opción

Para el diputado y secretario nacional de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Carlos García Bonilla, a los políticos opositores no les ha quedado otra opción que acudir a los medios de comunicación ante el cierre de los espacios donde puedan contrarrestar las acciones del gobierno y el Frente Sandinista.

“No sé qué más podemos hacer, porque hemos tratado en la Asamblea Nacional de frenar un poco algunas arbitrariedades del gobierno”, señaló García, dirigente de un partido político señalado de aliarse en el Parlamento, con el Frente Sandinista.

García considera que el nivel discursivo de los políticos en los medios en detrimento de las acciones reales opositoras, se debe básicamente a la desconfianza, aunque también sugiere que a algunos políticos les gusta aparecer en los periódicos y canales de televisión como una forma de mera vanidad.