•  |
  •  |
  • END

El Ex Presidente de República y Presidente Honorario del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Arnoldo Alemán Lacayo, se refirió ayer a la emisión de cédulas de identidad a extranjeros vinculados con el narcotráfico, y advirtió que de no frenarse esa ilegalidad, en un futuro próximo Nicaragua podría estar a la par de Colombia o México.

Respecto a la posibilidad de que la influencia partidaria en el Ministerio Público y los conflictos políticos interfieran en las investigaciones del caso, Alemán fue claro al señalar que el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, tiene la responsabilidad de indagar la procedencia de dichas cédulas, “desligado” de cualquier color partidario que haya favorecido a los extranjeros.

Sin embargo, el Inspector General del Ejército de Nicaragua, mayor general Ramón Calderón Vindell, dijo que se debe esperar las investigaciones de la Fiscalía y la Policía Nacional. “Pienso que deberán haber empleados que no sé que argucias o acciones desarrollaron”, expresó el alto mando militar.

“Histórico” injerencismo

Por otra parte, durante la reunión semanal del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, del PLC, el ex presidente Arnoldo Alemán recordó que ayer, 21 de diciembre, se cumplieron 100 años desde que el General José Santos Zelaya,1853-1909, se vio obligado a salir de Nicaragua por presiones del gobierno de Estados Unidos a través de la llamada nota Knox.

El ex presidente Alemán se refirió al histórico injerencismo de los Estado Unidos en Nicaragua y, particularmente, mencionó al embajador estadounidense, Oliver Garza, quien hace más de nueve años emplazó a Alemán a rendir una explicación al pueblo nicaragüense y a los organismos de ayuda internacional, sobre las denuncias de corrupción. En su recordatorio, también aludió al embajador Paul Trivelli, entre otros casos.