•  |
  •  |
  • END

Lo último que le falta al presidente Daniel Ortega es eliminar de hecho a la Asamblea Nacional luego de que pasara sobre las funciones de ésta al decretar una prórroga en los cargos que vencen este año para magistrados, procuradores y otros funcionarios públicos.

Así opinó la diputada, Mónica Baltodano, mientras que su correligionario en el Movimiento por el Rescate del Sandinismo, comandante de la Revolución, Henry Ruiz, aseguró que la Asamblea “es la chapucería del pacto” y que “está liquidada”. Para estos dos dirigentes políticos, quienes coinciden en que el gobierno de Ortega es dictatorial, “es la ciudadanía la que debe acabar con esta situación”.

Baltodano explicó que disuelta la Asamblea Nacional, Ortega se quedaría gobernando como lo ha venido haciendo en los últimos tres años y que en ese momento los ciudadanos se darían cuenta de lo que es capaz el presidente por cumplir sus anhelos de perpetuarse en el poder y gobernar autoritariamente.

El mensaje de Daniel

“Yo creo que aquí falta la beligerancia y el protagonismo del ciudadano, entonces, el cierre del Parlamento permitiría de manera diáfana ver lo que está realmente ocurriendo en Nicaragua, que es un régimen absolutista”, manifestó Baltodano.

Según Baltodano, el mensaje que quiso enviar el presidente con ese decreto se lee: “solo pueden nombrar a quienes yo nombre y si no los nombran, ya los nombré”.

“O sea, él es el que nombra realmente, ya sea usando la Asamblea o ya sea usando el decreto, sólo lo que él decida es lo que va a quedar”, explicó la diputada disidente del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

Para Ruiz, la Asamblea Nacional no juega un papel importante, porque según él, aparte de los diputados Víctor Hugo Tinoco, Enrique Sáenz y Mónica Baltodano, este poder del Estado está “liquidado”.

“Despertar” al pueblo

El comandante “Modesto” considera que, “lamentablemente”, el pueblo aún no está convencido que vivimos una dictadura y por tanto señala: “los que no debemos de cansarnos son los que estamos convencidos que hay que actuar para despertar al pueblo”.

“El pueblo va reaccionando poco a poco. Cuando usted ve estas marchas ahí hay una parte ya (…) y aunque con marchas no vamos a dominar esto”, dijo.