Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Nicaraguan Civic Task Force, NCTF, con sede en Miami condenó ayer el decreto que emitió el presidente Daniel Ortega el pasado 9 de enero donde extendió el período de los funcionarios de los poderes de Estado e instituciones que se les comienza a terminar a partir de febrero próximo.

Léster Avilés, directivo de NCTF dijo a EL NUEVO DIARIO que la acción de Ortega “bypaseó” el artículo 138 de la Constitución Política de Nicaragua el que establece que ningún otro poder de Estado, ni funcionario tienen facultad para legislar sobre las leyes pre establecidas en la Ley Fundamental.

Rompió balance de poderes

“La NCTF denuncia y protesta por esta violación del orden legal que debe regir en Nicaragua para proteger al pueblo en el marco de un Estado de Derecho”, dice la organización a través de un comunicado donde también señalan que las acciones de Ortega “asfixian a la sociedad civil en sus actividades sometiéndole al temor de un estado autoritario, dictatorial e injusto que debilita todas las actividades sociales, económicas y políticas”.

Según los nicas en Miami y que pertenecen a esta organización, la acción del Presidente, “destruye y rompe el balance de poderes del gobierno formando un caos en la administración pública y marcando un patético cuadro de centralización de poderes en proceso de avanzar en la formación de una dictadura”.

La NCTF también le reclama a Ortega a que respete los arts. 154, 164 y 172 como leyes fundamentales que son parte toral de la República de Nicaragua como estado democrático y de derecho que expresa el deseo ferviente del pueblo en su desarrollo social, político y económico.