•   TEGUCIGALPA / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de facto hondureño Roberto Micheletti fue designado “diputado vitalicio” por el Congreso de Honduras, dominado por golpistas, medida que buscaría asegurarle inmunidad de por vida y que tiene precedente en otros regímenes latinoamericanos.

El Congreso designó el miércoles en la noche a Micheletti como diputado vitalicio, un cargo no contemplado en la Constitución, por sus esfuerzos “en favor de la democracia” en el país, sumido en una crisis política y aislado internacionalmente tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009.

“Este acto tiene una enorme consideración para este Congreso porque estamos reconociendo los méritos de una persona que se ha destacado”, declaró el presidente del Congreso, José Alfredo Saavedra, en una sesión a la que asistió Micheletti.

La “Gran Cruz…” por golpista

Él “tuvo que asumir la presidencia de la República en cumplimiento de la Constitución y nuestras leyes”, dijo en alusión al golpe el jefe del Congreso, que además otorgó a Micheletti una condecoración, la Gran Cruz Extraordinaria.

La idea de que Micheletti fuera legislador vitalicio luego de que deje el poder fue planteada por primera vez el 29 de septiembre por el influyente empresario Adolfo Facussé, acusado por el depuesto presidente Manuel Zelaya de ser uno de los promotores del golpe que lo derrocó.

Antecedente funesto

El fallecido ex dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990) se autodesignó “senador vitalicio” para conseguir inmunidad de por vida, pero eso no impidió que fuera arrestado en Londres en 1998 y luego juzgado y arrestado en Chile por casos de derechos humanos, enriquecimiento ilícito y evasión de impuestos.

Abogados y activistas de derechos humanos hondureños repudiaron este jueves el nombramiento, destacando que infringe la Constitución, y dijeron que el Congreso quiere proteger a Micheletti para evitar que pueda ser procesado después de que asuma el poder el 27 de enero el presidente electo Porfirio Lobo, un partidario del golpe.

“Este acto es característico de un régimen de corte fascista donde se hacen leyes con la intención de protegerse de hechos nefastos”, dijo a la AFP el presidente de la privada Comisión de Derechos Humanos, el abogado Andrés Pavón.

Agrias opiniones

“Éste es un acto ilegítimo, porque según la Constitución no hay clase privilegiada (...), pero no va impedir que en el futuro (Micheletti) pueda ser juzgado por un tribunal penal internacional”, agregó Pavón.

“El Congreso se extralimitó al abusar de sus potestades condecorando a un dictador. No sólo se condecora al rostro de la dictadura, sino que se le protege de por vida”, declaró a la AFP la presidenta de la Confederación de Desaparecidos, Berta Oliva.