Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Al comenzar el año 2010, los síntomas del fraccionamiento en el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, son evidentes. Los hechos hablan por sí solos. La fracción orteguista del partido de gobierno no participó en la inauguración y apertura de la “Avenida Sandino” y por primera vez la primera dama Rosario Murillo Zambrana no asume la organización de un evento de tanta relevancia.

Los diputados del ala orteguista se retiraron de la Asamblea Nacional apenas concluyó la sesión especial de instauración de la XXVI legislatura e inauguración de la jornada de conmemoración del 25 aniversario de la Asamblea Nacional. Aún se desconoce si el presidente de la República Daniel Ortega fue invitado a ambos actos.

Durante la apertura de la Avenida Sandino se vio más activos a los diputados opositores junto al presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez Téllez, que a los mismos diputados del Frente Sandinista, salvo algunas excepciones como la de Evertz Cárcamo.

En la inauguración de la Avenida Sandino fue notoria la presencia del ex alcalde de Managua Dionisio “Nicho” Marenco, otrora “amigo personal” de Ortega y quien tuvo serias discrepancias públicas con la Primera Dama.

La “tarima del decretazo”

Mientras se daba el magno evento legislativo, a la par de la Asamblea Nacional, justo en la Plaza de Los No Alineados “Omar Torrijos”, se montaba la “tarima del decretazo”, que por cierto, ni René Núñez Téllez, ni la segunda secretaria del Parlamento, Alba Palacios Benavides como miembros de la bancada oficialista, fueron informados de la maniobra presidencial.

En el decreto que prorroga los cargos de funcionarios públicos de diversas instituciones y poderes del Estado, Ortega hace alusión a que la Asamblea Nacional, leáse René Núñez, no ha convocado para los nombramientos. Además, Ortega ni siquiera ha enviado sus propuestas para cargos públicos al Parlamento como lo contempla la Constitución Política.

¿Informó o no Ortega a sus diputados?

Para algunos diputados opositores, el Presidente de la República ha “menospreciado” no solo a la oposición legislativa, sino también a los mismos diputados del Frente Sandinista a quienes no les informa de las “movidas jurídicas” que les incumbe.

Recientemente, en una entrevista con EL NUEVO DIARIO, el coordinador político del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Edmundo Jarquín, auguró una nueva división en el partido de gobierno, algo que Jarquín atribuye a la “manera arbitraria” con que Ortega maneja el Ejecutivo y al mismo partido Frente Sandinista.