•  |
  •  |
  • END

El Instituto Nacional de Cultura, INC, conmemoró ayer los 40 años del asesinato del joven poeta revolucionario, Leonel Rugama, en el mismo lugar donde a sus 20 años fue abatido por un pelotón de 200 hombres de la Guardia Nacional.

Con una fiesta de remembranza histórica, cantos testimoniales y declamación, se le rindió homenaje a quien el director del INC, Luis Morales, le atribuye el ofrecimiento de su vida para la liberación de Nicaragua y el legado de una importante obra poética con la que, según él, “inicia la poesía revolucionaria”.

El acto se llevó a cabo frente al Cementerio Oriental, justo frente a la casa esquinera que en sus tiempos albergó a Leonel y donde fue asesinado una tarde hace cuatro décadas.

En el sitio, donde la Comisión de Cultura “Leonel Rugama” de la Juventud Sandinista levantó un mural en su nombre, se congregaron vecinos y cuadros históricos del Frente Sandinista como el comandante Tomás Borge y el secretario de organización del FSLN, Lenín Cerna, entre otros invitados.

También estaba ahí un hijo de Carlos Fonseca, pero un asistente inesperado entre tantos cuadros sandinistas, fue el diputado independiente, Mario Valle.

En el acto no se dejó de recordar a Leonel con la declamación de su poema “Como los santos”, ese que llama a todo mundo, desde las mercaderas hasta los mecánicos, a escuchar sobre Sandino, sobre Julio Buitrago, sobre el Che y otros para inspirarlos a defender su país.

Tampoco se dejó de gritar aquella frase con la que le contestó al pelotón de 200 guardias cuando éstos le pidieron que se rindiera: “Que se rinda tu madre”. Tomás Borge fue quien brindó un discurso en honor al joven poeta revolucionario.