•  |
  •  |
  • END

El director del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, Mauricio Zúñiga, presentó ayer los criterios que, según su organismo, deben tomar en cuenta para elegir a los “idóneos” que ocuparán los cargos vacantes de magistrados, contralores y otros funcionarios del Estado, a los que se les vence el período este año. Los criterios del Ipade excluyen explícitamente a los diputados y funcionarios del gobierno.

El director del Ipade hizo énfasis en los cargos de magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE. “No podrán ser magistrados del CSE los que ejerzan cargos de elección popular, lo que incluye a diputados, funcionarios o empleados de otro Poder del Estado en cargos retribuidos con fondos fiscales, regionales o municipales”, indica el manifiesto del Ipade.

“Tampoco pueden ser propuestos militares en servicio activo, además de las restricciones por razones de consanguinidad o afinidad con el Presidente y Vicepresidente de la República”, agrega.

Zúñiga expresó la preocupación del Ipade por la incertidumbre política que vive el país, por la elección de los 25 funcionarios a los que se les vence el cargo este año.

Inquietud por candidatos a magistrados CSE

Manifestó especial inquietud por la elección de los magistrados del CSE, “por la importancia y la trascendencia de restablecer la confianza en el sistema electoral y en quienes lo dirigen, por parte de una sociedad polarizada y dividida a partir de las elecciones municipales de 2008, que tiene al país con graves consecuencias políticas, institucionales y económicas, que no se han logrado superar”, dijo Zúñiga.

En ese sentido, demandó a los diputados que tomen una decisión responsable y transparente en la elección de los funcionarios “basada en sus calidades profesionales y en su honestidad”.

Zúñiga confía en los diputados

En relación con las propuestas de los diputados que sugirieron a sus propios homólogos de la Asamblea Nacional a los cargos vacantes, Zúñiga dijo que el Ipade considera que “cada sector puede hacer la propuesta que estime conveniente”.

Por otra parte, Zúñiga confía en que los diputados opositores van a cumplir con los acuerdos de Metrocentro, donde se comprometieron a no reelegir a los magistrados del CSE, aunque reconoció que hay operadores políticos que tienen en sus manos la última palabra.

“Ese es el compromiso que tienen los padres de la Patria que conforman todas las bancadas, con excepción del FSLN”, recordó el director del Ipade.

Profesionalismo, independencia…

Mientras tanto, el analista político Carlos Tünnermann, y el catedrático de la Universidad Americana, UAM, Félix Maradiaga, señalaron que el profesionalismo, la independencia de criterio, la honestidad y el respeto a la Constitución y a la Ley son las principales características que deben tener los candidatos a ocupar los cargos públicos que quedarán libres este año.

A juicio de Tünnermann, “todas las personas electas para ocupar cargos públicos tienen que ser profesionales con una trayectoria bien valorada por la opinión pública”.

Además, destacó que pese a la inclinación política de las personas, los candidatos deben tener independencia de criterio, para que a la hora de tomas decisiones no sean influidos por intereses partidarios.

Al respecto, agregó que la Constitución Política establece que los candidatos a cargos públicos no deben pertenecer a juntas directivas nacionales, regionales o municipales de algún partido político, ni estar ejerciendo cargos de elección popular.

Este analista político también recordó las edades que según la Carta Magna deben tener los aspirantes a los cargos públicos en cuestión: de 30 años a no más de 75 para contralores y magistrados del CSE, de 35 a no más de 75 para magistrados de la CSJ, de 25 a no más de 75 para Procurador de Derechos Humanos, y de 35 en adelante para Superintendente de Bancos.

Ética para tomar decisiones

Por su parte, el catedrático de la UAM, Félix Maradiaga, expresó que “cuando hablamos de perfil idóneo, hablamos de profesionalismo, de imparcialidad, de neutralidad y de ética para tomar decisiones públicas”.

También recomendó que se debe identificar a “ciudadanos cuyo perfil profesional dé a la ciudadanía la confianza que las decisiones de administración pública son las correctas”.

¿Hay idóneos en Nicaragua?

Carlos Tünnermann aseguró que “no se necesita salir a la calle con la lámpara de Diógenes para encontrar a personas honestas”. “Recordá que Diógenes (filósofo griego a.C.) salía a las calles con una lámpara en busca de personas honestas´”, explicó.

Maradiaga, en cambio, mencionó al ex secretario privado de la ex presidenta Violeta Barrios de Chamorro, José Adán Guerra, y al actual presidente de la Cámara Americana de Comercio de Nicaragua, Amcham, Róger Arteaga, como personas idóneas.