•  |
  •  |
  • END

Una vez más, la oposición se mostró indecisa en su estrategia por conseguir incluir en el orden del día de la sesión ordinaria la iniciativa de ley que deroga el Decreto Ejecutivo 03-2010. Ayer, pese a estar presentes físicamente todos los diputados opositores, ninguno quiso registrarse de manera oficial en la pizarra electrónica, por lo que no se logró el mínimo de 47 legisladores para abrir la sesión.

En lugar de aprovechar la notable mayoría para intentar, por tercera ocasión, la inclusión de la iniciativa, los diputados opositores optaron por “presionar” para una sesión extraordinaria la próxima semana, y, de previo, convocar a una reunión de Junta Directiva para el lunes o el martes, y definir en ese encuentro el orden del día, a fin de someter a discusión la propuesta para derogar el decreto presidencial del nueve de enero.

Inexplicable actitud

El Decreto Ejecutivo 03-2010 prorroga --inconstitucionalmente, consideran los diputados opositores--, el período de varios funcionarios y magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, y de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, en tanto la Asamblea Nacional no nombre a quienes los sustituirán en el cargo.

Inexplicablemente, los legisladores impidieron el quórum de ley para sesionar, considerando que son los más interesados en sesionar para modificar el orden del día e insistir en la discusión y aprobación de la ley derogatoria de la ordenanza presidencial.

Liberales “descoordinados”

Respecto a la “confusión” entre los diputados opositores durante la sesión del miércoles, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro Moreira y diputado liberal, admitió que existe una descoordinación tanto en lo interno de las bancadas, como entre un grupo parlamentario y otro. Esto llevó, según Navarro, a una serie de errores como el hecho de que varios diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, terminaron votando en contra del objetivo que perseguía la oposición.

Navarro y otros legisladores insistieron en que el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez Téllez, “manipuló” la Ley Orgánica del Poder Legislativo al someter a votación en el plenario, la modificación del orden del día. Los legisladores contrarios al gobierno insisten en que ese procedimiento no era necesario, pues cuatro miembros de la Junta Directiva ya habían respaldado la inclusión de la iniciativa en la discusión plenaria del miércoles.