•  |
  •  |
  • END

Los pensamientos de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal vuelven a tener vigencia en la Nicaragua de hoy. Sus críticas y demandas, hechas en el pasado al gobierno somocista, encajan como piezas de rompecabezas en la situación política actual.

Es legado se convirtió ayer en la bandera oficial de la sociedad civil durante la Asamblea Ciudadana 2010, que concluyó con una marcha simbólica desde el Centro de Convenciones Crowne Plaza, hasta el lugar donde fue asesinado hace 32 años Pedro Joaquín Chamorro Cardenal.

En esa actividad, la directiva del Movimiento Por Nicaragua, MPN, Violeta Granera, anunció que próximamente realizarán varias marchas, para expresarse en contra de lo que ellos llaman, “arbitrariedades del gobierno del presidente Daniel Ortega”.

“Nuestro país necesita otra alternativa”
Durante la asamblea ciudadana donde se aprobó una declaratoria ante las amenazas a la libertad de expresión, se insistió en tener como base los ideales de Pedro J. Chamorro en el manifiesto ciudadano.

“Nuestro país necesita otra alternativa diferente a la creada por el pactismo, y si es verdad que en estos días lo más urgente es la comida, el agua, la luz, el trabajo, la atención a los damnificados, también es cierto que no se puede dejar de pensar en la expectativa futura de un libre juego democrático, cuyas bases deben irse planificando con calma y firmeza, para hacer una Nicaragua sin damnificados permanentes. Pedro Joaquín Chamorro (La Prensa, 9 de marzo de 1973)”, fue una de las citas del mártir de las libertades públicas que más reiteraron personajes presentes, como el doctor Carlos Tünnermann Bernheim.

Los valores de Pedro Joaquín

El periodista Carlos Fernando Chamorro Barrios, hijo de Pedro J. Chamorro Cardenal, agradeció a la sociedad civil retomar el lema de vida de su padre para convertirlo en “la bandera de lucha por la democracia que necesita Nicaragua”.

“Yo siempre he dicho que el legado de mi padre no es patrimonio de una familia, y que va mucho más allá de nosotros, porque de verdad tiene trascendencia y raíces nacionales; porque los valores por los que luchó toda su vida y su proyecto de Nación, y sobre todo, la coherencia ética entre su vida y su pensamiento, son un pilar imprescindible para edificar la nueva Nicaragua”, manifestó Chamorro Barrios.

Censura indirecta

En la declaratoria aprobada por la Asamblea Ciudadana, se menciona que la compra de Canal 8 deja en evidencia que el gobierno del Frente Sandinista está recurriendo a diversas artimañas y mecanismos para imponer de manera indirecta un régimen oficial de censura.

“La libertad de expresión y de pensamiento es un pilar de la democracia, y de condición “sine qua non” de las demás libertades ciudadanas, por lo cual rechazamos la pretensión del gobierno de controlar el sistema nacional de comunicación y la represión a los medios independientes, particularmente de la televisión, por medio de obscuras transacciones económicas y chantaje político”, reza el primer punto de la declaración firmada por la sociedad civil durante la Asamblea 2010.

“Diputados, no se vendan”

Los jefes de las bancadas Movimiento Renovador Sandinistas, MRS, Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y la bancada Vamos Con Eduardo, se hicieron presentes en la Asamblea Ciudadana, pero no fueron bien acogidos por los miembros de la sociedad civil, quienes incluso improvisaron pancartas con reclamos y críticas, principalmente los representantes de las organizaciones juveniles.

“Señores diputados, no olviden su compromiso con la patria, no se vendan”, se leía en unas las pancartas que levantaron un par de jóvenes que se colocaron frente a los cinco diputados, quienes no se inmutaron ante el mensaje.

Uno de los más cuestionados fue el jefe de la bancada PLC, Ramón González, quien pese a ofrecer un eufórico discurso, no escapó a los abucheos y burlas de los ciudadanos presentes. La declaratoria fue aceptada por los jefes de bancada, quienes juraron hasta con los dedos de los pies que no van a traicionar la confianza de los ciudadanos.

Para que “Nicaragua vuelva a ser República”

Luego de la asamblea ciudadana, los miembros de la sociedad civil realizaron una marcha desde el Centro de Convenciones Crowne Plaza hasta el lugar donde fue asesinado hace 32 años Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, para reivindicar el pensamiento del mártir de las libertades públicas: “Nicaragua volverá a ser República”.

Luego, los marchistas se dirigieron a la nueva Avenida “Augusto C. Sandino”, donde ocurrió la masacre del 22 de enero en 1967.

El líder político Edmundo Jarquín, cercano amigo del mártir, leyó un escrito en el lugar donde fue asesinado Chamorro Cardenal.

“La historia de Nicaragua está llena de héroes y de mártires guerreros que se han destacado en el campo de la batalla militar. Ya no necesitamos más. Frente a ese prototipo de héroe nicaragüense, guerrero, Pedro Joaquín emerge como un anti-héroe. Es decir, como un héroe civil, cívico, ciudadano. Pedro también empuñó las armas, pero con el objetivo de que nunca más los nicaragüense tuviésemos que hacer lo mismo”, dijo Jarquín, aclarando que ese era un escrito realizado 12 años atrás, pero que aún sigue vigente.