Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Prohibir el cobro de algún tipo de arancel por servicios de egreso y titulación en las universidades beneficiadas con el seis por ciento del Presupuesto General de la República, es el objetivo de la iniciativa de ley que esta semana presentarán diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, ante la Primera Secretaría del Parlamento nicaragüense.

La propuesta es clara y en su artículo uno establece que “se prohíbe a las entidades de Educación Superior beneficiadas por el 6 por ciento del Presupuesto General de la República el cobro de todo tipo de aranceles en el proceso de egreso y otorgamiento de título, sean estos cursos de titulación, promoción, otorgamiento del título o cualquier otro que los acredite a los egresados de dichas Entidades como profesionales”.

“Las instituciones de educación superior destinarán de sus ingresos un presupuesto especial para cubrir los gastos en que se incurra en el proceso de egreso y titulación, y en ningún caso serán exigidos a los egresados”, se lee en el artículo dos de la iniciativa de ley propuesta.

Medida inviable

Pese a que aún no es presentada oficialmente, la propuesta no fue bien recibida por algunas autoridades universitarias, entre ellos, el doctor Rodolfo Peña García, Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, quien considera inviable la medida porque afectará las finanzas de las universidades públicas.

En general, Peña se pronunció a favor de la gratuidad total en la enseñanza universitaria siempre y cuando el gobierno destine los recursos necesarios, sin embargo, y aunque no defendió el cobro de aranceles por los servicios de egreso y titulación, se mostró a favor de buscar otras alternativas para cubrir el ya deteriorado presupuestario con el que cuentan las universidades públicas.

Buscar alternativas

“Habría que revisar con más cuidado esto (la propuesta) porque con el seis por ciento ya no es posible la sustentabilidad de estas instituciones”, expresó Peña.

Agregó que en el caso particular de la UNAN-León, de la partida que le corresponde del seis por ciento del Presupuesto, enfrenta un déficit aproximado de 16 millones de córdobas.

“En la UNAN-León, alrededor del 85 por ciento del presupuesto que recibe se destina a cubrir la planilla; un 11 por ciento a becas, eso deja un aproximado de un 4 por ciento para desarrollo y con eso no se puede garantizar una educación de calidad”, dijo Peña.

El Decano de la Facultad de Medicina insistió en la necesidad de buscar otras alternativas que solucionen el problema.