•  |
  •  |
  • END

Una vez más el gobierno de Israel mostró preocupación por las estrechas relaciones entre los gobiernos de Nicaragua e Irán, a la vez que se incrementan las visitas de funcionarios israelíes no solo a este país, sino también a otras naciones latinoamericanas.

Ayer, el vicepresidente de la Asamblea Legislativa de Israel, Alexander Miller, en compañía del embajador itinerante para Nicaragua, Ehud Eitan, sostuvieron un encuentro con varios diputados opositores de la Asamblea Nacional, entre ellos, el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Francisco Aguirre Sacasa y el diputado legislador independiente Salvador Talavera Alaniz.

Detalles de la preocupación

“Estamos muy preocupados por la carrera nuclear de Irán y el apoyo que le ha dado al terrorismo, y no es solamente un problema de Israel, así que esperamos que el mundo encuentre una solución a la carrera nuclear de Irán porque es una amenaza no solo para Israel, pues la combinación de la carrera nuclear con apoyo al terrorismo es muy peligroso para el mundo”, respondió Miller cuando EL NUEVO DIARIO preguntó sobre su opinión respecto a las relaciones entre Nicaragua e Irán.

Pese a que la vista de

Miller es con fines de “estrechar relaciones con el gobierno de Nicaragua”, la relación con Irán fue uno de los temas obligados durante la reunión. “Estamos en un esfuerzo por fortalecer nuestras relaciones con América Latina y Nicaragua es parte de eso”, señaló Miller, quien además sostuvo un encuentro el lunes con el ministro de Relaciones Exteriores, Samuel Santos López.

“Comedido en sus palabras”

Por su parte, el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, Francisco Aguirre, señaló que durante la reunión el vicepresidente del Legislativo israelí “fue muy comedido en sus palabras”, pero no dejó de expresar su preocupación por los acercamientos con Irán, no solo de Nicaragua, sino también de otras naciones latinoamericanas.

Según Aguirre, esta situación es la que ha llevado al gobierno de Israel a incrementar la visita de funcionarios de ese país a América Latina y en particular a Nicaragua. “El embajador Ehud Eitan viaja entre tres y cuatro veces al año a Nicaragua, eso te da una idea de que están preocupados”, enfatizó.

Aguirre, sin embargo, rechazó la posibilidad de que el gobierno israelí esté considerando una ruptura de relaciones con el gobierno del presidente Daniel Ortega; antes bien, señaló, las pretende fortalecer con miras a disminuir la influencia iraní en América Latina.