•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega tuvo que aprovechar una entrevista que la periodista Lucía Pineda hacía a la presidenta electa de Costa Rica, Laura Chinchilla, para felicitarla por el triunfo en las recién pasadas elecciones del vecino país del sur, según se desprende de un cable publicado ayer por la agencia de noticias AFP.

Chinchilla interrumpió la entrevista, según dijo, para atender una llamada de Ortega, que había tratado sin éxito de comunicarse con ella para felicitarla por su triunfo en las elecciones del domingo.

La presidenta electa de Costa Rica declaró su disposición a buscar las mejores relaciones posibles con Nicaragua, que han sido tensas entre los presidentes Óscar Arias y Daniel Ortega.

“Haremos todo lo que esté en nuestras manos para que (las relaciones bilaterales) sean las mejores posibles”, dijo Chinchilla en entrevista telefónica con el canal de cable 100% Noticias.

Los migrantes

El tema migratorio, que provoca roces entre ambos países, estará en la agenda de Chinchilla, quien dijo que “procuraremos impulsar esfuerzos importantes” que regulen las condiciones propicias de los nicaragüenses que buscan mejores condiciones de vida en Costa Rica.

Unos 500,000 nicaragüenses han emigrado a Costa Rica, donde trabajan en labores agrícolas, domésticas o como guardias de seguridad.

Chinchilla reconoció que los migrantes nicaragüenses “han generado importantes aportes a la economía” costarricense, especialmente en áreas donde hacía falta mano de obra.

Río San Juan fuera de la agenda

Nicaragua exoneró en 2009 del pago de visas de ingreso a los costarricenses, medida que no fue recíproca por parte de San José, aunque Chinchilla anunció que “ese tema sería revisado con más detalle” por su gobierno.

Chinchilla se pronunció por dejar fuera de la agenda el tema del Río San Juan, que causó tensiones hasta que las diferencias fueron dirimidas por la Corte Internacional de La Haya en 2009.