•  |
  •  |
  • END

El embajador costarricense, Antonio Tacsan Lam, confirmó que la sede de la embajada de su país en Nicaragua, ubicada en Las Colinas, no cuenta con seguridad policial desde que comenzó este año, y que en 2009 comenzaron a quitándosela paulatinamente.

Tacsan Lam explicó que la Convención de Viena, referida a las relaciones diplomáticas, establece la reciprocidad de seguridad que deben brindar los países a sedes diplomáticas extranjeras, incluso en la residencia de los embajadores.

Sin embargo, aseguró que el año pasado sólo tenían seguridad por las noches, hasta que a inicios de 2010 la sede de la embajada tica en Managua se quedó sin seguridad policial. Sobre esto, ya informó a su país.

Sin explicación

El diplomático dijo que no sabe las razones por las cuales la embajada costarricense se quedó sin seguridad policial, pero que aun así no ha solicitado una explicación ni a la Cancillería nicaragüense ni a la Policía Nacional, sino que está esperando la respuesta de su país.

El jueves, el canciller Samuel Santos y Tacsan negaron que a la embajada de Costa Rica se le hubiera retirado el resguardo policial como respuesta a que el vecino país aplicó dicha medida a la embajada nicaragüense en San José, según informaron medios de comunicación.

Tan cerca, pero tan diferentes
Mientras aquí la Cancillería le ordenó a la Dirección General de Aduanas, DGA, abrir una investigación a las exoneraciones de los vehículos de la sede diplomática de Costa Rica, de marcas Kia, Yaris y Ford, en el vecino país las autoridades ticas ordenaron la cancelación de las exoneraciones de los vehículos con placas diplomáticas marca BMW, Porsche y Mercedes Benz, debido al mal uso de parte de la familia del embajador Harold Rivas Reyes.

Tacsan confirmó que el 20 de enero de este año, la Cancillería le extendió una nota donde le informaron sobre la investigación de la DGA a las exoneraciones de la franquicia de vehículos de su embajada, pero sin explicarle las razones.

Según la nota, “en virtud de la investigación que realiza la DGA”, las exoneraciones a los vehículos quedan suspendidas y no podrán sacarlos del país.

Sin parangón

En Costa Rica la situación es muy distinta, pues la Cancillería de ese país pidió al Ministerio de Hacienda cobrar la suma de 38 mil dólares por unidad, “debido al mal uso que de ellos (los carros) han hecho el Presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, nicaragüense, Roberto Rivas Reyes, y su familia”.

En este caso se trata de tres vehículos de lujo, un Mercedes Benz S 500, modelo 2009, y un Porsche 911 Carrera, modelo 2008, que fueron inscritos a nombre Harold Rivas, así como de un BMW M3, de 2009, que aparece registrado a nombre de Guillermo Matus Cortez, tercer secretario de la legación.

El 26 de noviembre, el diario tico La Nación reveló que Roberto Rivas y su familia utilizan el Mercedes Benz y el BMW.