•  |
  •  |
  • END

Esa mañana Herty Lewites cumplía un poco más de cinco meses de muerto. Hacía siete días Daniel Ortega había ganado las elecciones nacionales y allí estaba Mario Valle, el diputado electo, el amigo íntimo de Lewites, el disidente sandinista, escuchando la palabra de Dios junto al nuevo presidente de Nicaragua.

Es el mismo Mario Valle que bebe, esta mañana calurosa, gaseosa en un vaso grande de Los Bulls de Chicago y saca pecho porque el recipiente es un souvenir original, traído directamente de aquella ciudad del Norte. Le apasiona el deporte y sueña con ver jugar en el gimnasio de su Universidad al equipo femenino de voleibol de Cuba.

Es la misma persona que votó junto con el Frente Sandinista para aprobar tres reformas al Presupuesto General de la República el año pasado, y que ahora repite el discurso del gobierno con todo y actitudes hostiles a los enemigos “de la derecha”.

¿A qué se debe su decisión de volver al Frente?

Fue una decisión personal reincorporarme a las filas del Frente Sandinista, ni siquiera conversada con las autoridades del partido. La tomé el día martes de esta semana, ante todo lo que he visto en la Asamblea Nacional.

La persona que me había abordado sobre este tema y tenía tiempo de estarlo haciendo es el comandante Tomás Borge, una persona con la que me une un afecto de carácter personal, histórico. Son vínculos estrechos, desde mi juventud. Al comandante Borge hasta le debo la vida de uno de mis hijos. Cuando nadie daba un centavo por mí y él ni siquiera me conocía, apostó a salvar a mi hijo. Siempre ha sido incondicional y me ha tratado con mucho respeto.

¿Qué ocurrió esta semana?

Al ver toda una telaraña de medias verdades y medias mentiras que se dicen en la Asamblea. Al final se me colmó la paciencia de estar viendo cómo se están torpedeando de forma sistemática todos los programas de beneficios sociales del gobierno.

Yo no sé si usted sabe que el año pasado estuvimos a punto de ser sacados del programa del Fondo Monetario Internacional y son cosas que yo no las entiendo. Creo que están en su derecho de hacer oposición, pero otra cosa es el debate responsable. Una cosa es el debate político y un poco el circo que se hace en la Asamblea Nacional y otra cosa es jugar con la economía del país.

Ya de por sí yo tenía una posición muy criticable a la derecha, porque pidieron que se quitara la ayuda de apoyo presupuestario (…).

¿No le parece que la principal irresponsabilidad es del presidente Daniel Ortega, que prioriza temas políticos en detrimento de los temas económicos? Si usted no recuerda, la Asamblea se paralizó cuando seis magistrados del FSLN emitieron una sentencia que habilita al Presidente a competir en las próximas elecciones
Mire, la crisis y paralización en la Asamblea Nacional no fue a raíz de ese decreto.

Fue por denuncias de fraude electoral

Yo pienso que las medidas que pueda tomar el Presidente, para impulsar al Frente Sandinista hacia adelante, deben ser rechazadas por la oposición por las vías políticas, por la ofensiva diplomática, se puede protestar, se puede ir a los medios de comunicación, pero no se puede jugar por el dinero que viene para la población.

Cuando el Frente Sandinista denunció el fraude en las elecciones que ganó el doctor Alemán, cuando aparecieron las boletas quemadas del Frente Sandinista, el partido emprendió una ofensiva diplomática (…) Cuando se trataba de las finanzas públicas, el Frente Sandinista nunca torpedeó. Jugar con todo menos con la economía.

¿Por qué exonera de responsabilidad al Frente Sandinista en estas denuncias de fraude? La Comisión Europea se retiró por falta de transparencia y en parte ésta no fue propiciada por el gobierno. Igual ocurrió con la Cuenta Reto del Milenio
Hubo peticiones y me extrañó que algunos compañeros, que tienen mucha experiencia en este caso. Le voy a decir el nombre: Víctor Hugo (Tinoco), que fue vicecanciller del gobierno sandinista, habría que preguntarle sobre todos los beneficios que obtuvo. Él sabe cómo se comporta la comunidad internacional.

Ahora, si usted me dice que hubo fraude, lo único que puedo contestarle en mi condición personal, es que vi algunas irregularidades.

Irregularidades a favor del partido al que usted ahora regresa
Yo estoy hablando de las elecciones nacionales.

Pero estamos hablando de las municipales, que fueron las que desataron todo este problema
Sobre las municipalidades, lo que hubo fue una serie de conjeturas. En algunas Juntas Receptoras de Votos que están en mi zona, cerraron antes de la hora establecida y es una violación a la ley, pero esa es una responsabilidad del Consejo Supremo Electoral, no del gobierno. Hay que separar las competencias de cada quien.

¿Usted no se ha dado cuenta que el Frente Sandinista influye en el CSE?
Hasta donde entiendo, allí influye el Frente Sandinista y el Partido Liberal Constitucionalista que inicialmente tenía cuatro magistrados (…). Lo que yo siento es que hay rechazo de algunos sectores hacia el magistrado Roberto Rivas. Pero soy muy claro en decir que Roberto Rivas no es el mago Merlín para estar en las 11 mil Juntas Receptoras de Votos (…).

Entonces si no tiene el control de nada, ¿por qué está ahí?
Ahí hay un órgano colegiado, hay tres magistrados liberales, hay que preguntarles a los que están inmersos en el proceso electoral, yo no participé.

Volvamos al tema. Usted fue electo en la casilla del MRS, ¿usted consultó a sus electores sobre este cambio?
Todos los diciembres acostumbro a reunirme con jefes de base de Managua. El pasado diciembre yo les comenté en una asamblea, --y está bueno que publique esto--. Les dije que a como estaban las cosas, las personas que habíamos tomado la decisión de no apoyar a Eduardo; Mónica Baltodano y yo; porque Víctor Hugo, siendo militante del Frente (apoyó a Montealegre). Quiero dejar claro, de los cinco diputados electos por el MRS, cuatro seguimos siendo militantes.

¿Usted nunca dejó de militar?

Nunca la perdí, nunca me la quitaron. Ni se la quitaron a la Mónica.

¿Y por qué nunca renunció a ella si se salió del Frente molesto, de la mano de Herty Lewites?
No nos salimos, nos sacaron. Al único que expulsaron oficialmente fue a Herty. Yo tomé la decisión de acompañar a Herty, una persona con la que tuve una amistad de 30 años, una persona que hubiera sido gran presidente.

¿Qué diría Herty Lewites, contrincante del presidente Ortega, ahora que su amigo de 30 años regresa al Frente Sandinista, de donde lo expulsaron a él?
Estoy seguro que Herty me estaría acompañando.

¿Está seguro que Herty estaría en el Frente Sandinista?

Él estaba en contra de la perpetuidad del presidente Ortega
En este panorama, estoy seguro que Herty nunca hubiera hecho lo que hizo Víctor Hugo Tinoco, que es levantarle la mano a Eduardo Montealegre. Herty ante todo era una persona de izquierda, comprometida con la gente más pobre de este país, aspiraba a reunir al sandinismo, nunca quiso destruir al Frente Sandinista.

(…) Yo no tengo nada contra Víctor Hugo. Yo respeto que se haya alineado con la derecha (…). Por eso le consulté a los compañeros qué consideraban que debía hacer yo y me dijeron que al Frente Sandinista. Me dijeron que debía llegar con un discurso abierto al debate, a señalar.

¿Qué va a señalar usted ahora?

Si hay un lugar donde se puede debatir con criterio, es dentro del Frente.

Sandinistas que ahora no son cercanos al presidente Ortega critican la falta de debate y que se hace lo que dice el presidente y la señora Murillo, dicen.

Yo no sé eso. El que no debate es porque no quiere. Lo que sí le puedo decir es que tengo mis propios espacios, soy un capital personal, yo tengo espacio en el deporte, en el mundo académico, yo nunca he reclamado ninguna prebenda, por eso estoy diciendo que regreso como militante de base y estoy esperando una decisión del partido.

Yo no he negociado mi regreso por eso no me puedo reincorporar a la bancada del Frente porque tengo que esperar una decisión del partido.

Pero usted ya ha votado con el Frente

Esta es una de las cosas por las que usted debería estar preocupada. Ahorita tenemos parados 25 millones de dólares.

El Frente no hizo quórum, ni siquiera se anotó en la pizarra esta semana.

Por eso le digo que es toda una telaraña, pero yo la entiendo, fíjese que a usted se le nota cómo tiene la oposición totalmente, y yo se la respeto, pero yo le demando a los periodistas que sean neutrales.

Yo sólo le estoy preguntando. Usted me dio un ejemplo de lo que va a señalarle al Frente, pero la principal crítica al gobierno es por el uso de la cooperación venezolana, que según reportes del Ministerio de Energía y Minas supera los 600 millones de dólares
No sé cómo se utilizaron los fondos de la Cuenta Reto del Milenio (…). Yo no conozco interioridades. A mí me alegra de que no sea deuda interna (…)

“Nunca aspiraré al 6%”

El tema de la Universidad de Managua y su perenne querella con el CNU le avivan su carácter y hasta habla de sus socios y del emblemático 6%.

¿Usted es el único socio en esta Universidad?

Esta universidad no tiene socios. Eso quiero que lo ponga. Existe lo que se llama fundaciones sin fines de lucro. Esta universidad no es de Mario Valle, y está conformada por un grupo de personas que tienen condición paritaria (…)

¿Hay algún alto dirigente del FSLN en esta fundación sin fines de lucro?
De esta universidad han sido socios Humberto Ortega, Herty Lewites, Tomás Borge, Lenín Cerna, que por cierto es un gran amigo a quien respeto mucho, Daniel Ortega. Cuando digo fueron, le voy a decir la parte final: según algunos medios de comunicación.

La principal promotora de este proyecto es una viuda, que es mi mamá, que se llama Leticia Dávila viuda de Valle. Iniciamos esta universidad hace 14 años, juntando las pocas reservas y donde me honro de trabajar porque a pesar de todas las labores que hago, doy clases de día, de noche. Yo me fajo trabajando mañana, tarde y noche, y los mejores testigos son los ocho mil estudiantes aquí.

Hay quienes sostienen que usted se ha plegado al Frente para que este partido lo apoye en su lucha para que esta Universidad entre al CNU
La sentencia de la Corte Suprema que me favoreció no fue durante el gobierno del presidente Ortega. Nosotros le ganamos al CNU porque hemos intentado parar las arbitrariedades que han estado cometiendo contra las universidades privadas. Yo le gané al CNU esa sentencia y les guste o no soy miembro del CNU.

En cuanto al 6%, nuestra junta directiva fue clara, mi mamá estuvo al frente, fuimos claros, ni en el presente ni en el futuro aspiramos a recursos del Estado. Yo nunca he sido prebendario. No regreso al Frente por prebendas.

¿Gente del Frente ya se comunicó con usted?

Me llamó el comandante Tomás Borge, el comandante Lenín Cerna, el coronel, el jefe de la Seguridad del Estado, como le quieran decir.

O sea que usted nunca rompió lazos con altos dirigentes sandinistas a pesar que lo sacaron
Durante los tres años que he estado de diputado no he recibido ningún chantaje ni presión

¿Y ofrecimientos?
Es que todo el mundo me conoce lo suficiente. En los 90 yo me quedé barriendo en la Secretaría (…)

Usted apoyará la reelección del presidente
Evidentemente. No tenga la menor duda. Aunque estoy claro que usted va a votar por otro. Yo voy por el comandante Ortega.