•   Enviado especial Caribe Sur  |
  •  |
  •  |
  • END

Siete de marzo, 280 mil costeños listos para votar. En estos comicios se elegirá a dos nuevos consejos regionales que funcionan como un Parlamento que legislará para tomar posesión de la autonomía de la región más diversa del país.

Son 30 circunscripciones: 15 en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, y 15 en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN. En 424 Centros de Votación, CV, y 884 Juntas Receptora de Votos, JRV.

Participan siete fuerzas políticas: cuatro alianzas: Partido Liberal Constitucionalista; Unida Nicaragua Triunfa del Frente Sandinista, FSLN; Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y Alianza por la República, APRE. En cambio, van solos: la Unión Demócrata Cristiana, UDC, dirigida por el aliado del gobierno Agustín Jarquín Anaya; el Movimiento de Unidad Cristiana, MUC, del también aliado del gobierno, Daniel Ortega Reyes, y el Partido Camino Cristiano Nicaragüense, CCN.

El privilegio de Yatama

Como caso especial participa el partido indígena Yapti Tasba Masraka Aslatakaka (Hijos de la Madre Tierra, en lengua miskita) Yatama. Este partido, en la RAAN, participa solo en ocho circunscripciones, y en las siete restantes como aliado del FSLN; en la RAAS, participa solo en cinco circunscripciones, y como aliado del FSLN en nueve.

La representación étnica

La Ley Electoral, en respeto al Estatuto de Autonomía de las Regiones Autónomas del Caribe, con el objeto de mantener la representación étnica, establece que deberán encabezar las listas, en el caso de la RAAS: los ciudadanos de la etnia miskita en la circunscripción ocho, ubicada en el municipio de Laguna de Perlas, y comprende las comunidades de Haulover, Ricky Point, Laguna de Perlas, Raiti Pura, Kakabila, Set Net y Tasbapauni.

Será un creole, en la circunscripción nueve, que corresponde a Corn Island. En cambio, será un ulwa el que encabece la circunscripción 10, que comprende la Desembocadura del Río Grande, en Karawala. Un garífuna deberá encabezar la circunscripción 11, que comprende las comunidades de Orinoco, La Fe, San Vicente, Brown Bank, Marshall Point y Wawashang, todas en el municipio de Laguna de Perlas.

Y un rama deberá encabezar la lista de la circunscripción 12, que corresponde a las comunidades de Ramakay, Turwani, Dukunu, Cane Creek, Punta Águila, Monkey Point y Punta Gorda. En cambio, un mestizo deberá encabezar en la zona de El Tortuguero, en un área donde esta etnia es absolutamente mayoritaria.

En la RAAN

En cambio, en la RAAN, será miskito el que encabece la lista de candidatos en la circunscripción uno, donde están las comunidades de Río Coco arriba, en cambio, la circunscripción siete del casco urbano de Bilwi, el sector dos y el Llano Norte, será encabezada por un creole.

Un mayangna encabezará la lista en la circunscripción 13 de Rosita urbano, y finalmente un mestizo en la circunscripción 14 en el área de Prinzapolka, Rosita rural y Carretera a El Empalme.

En las restantes circunscripciones no será ninguna limitante, pero es claro que en la zona de Río Coco el litoral es de mayoría miskita, en cambio, la zona del Triángulo Minero y de Mulukukú es dominada por los mestizos. Para la RAAS, las zonas de Paiwas y El Tortuguero son dominadas por mestizos, y en el casco urbano de Bluefields la comunidad negra tiene una gran influencia.

La predominancia liberal

En las regiones autónomas de la Costa Caribe el voto es predominantemente liberal, y sobresalen tres principales fuerzas políticas: el Partido Liberal Constitucionalista, PLC; el Frente Sandinista y Yatama, un voto casi reducido a la etnia miskita, pero que en la última elección alcanzó casi el 15 por ciento del electorado, logrando hacer gobierno en la RAAN.

En esta ocasión, se medirán a las fuerzas emergentes como la ALN, que alcanzó seis parlamentarios en la RAAS en 2006, y la UDC, que participa de la mano de la organización creole, Coast Power, que participó aliada de Yatama en los últimos comicios. El mismo Yatama ni siquiera presentó candidatos en Bluefileds y prefirió correr bajo la bandera del FSLN.

El PLC apuesta a su predominio del voto rural en la zona más rural del país, pero su electorado se enfrentará al FSLN dividido en tres fuerzas: ALN, UDC y APRE, que dio cabida a los candidatos del Movimiento Liberal Autónomo, la cúpula del PLC que apoya a la destituida gobernadora Lourdes Aguilar.

El adversario es el abstencionismo

La participación electoral en las regionales ha sido las más baja de las que se realizan en el país, inclusive por debajo de las elecciones municipales. De acuerdo con el sociólogo Luis Serra, la abstención ha aumentado desde la primera vez que fue del 22 al 55% en las elecciones de 2006.

En la última elección estaban inscritos 226 mil 784 ciudadanos, y tan sólo votaron 99 mil 676. El PLC obtuvo 41 mil 360 votos, seguido del FSLN, con 26 mil 902 como tercera fuerza, y Yatama con 15 mil 591. ALN, obtuvo 9,057 votod; el partido Movimiento de Unidad Costeña, que participa aliado a la ALN, obtuvo 1,316, pero estaba limitado sólo a la RAAN.

En la RAAS, el PLC hizo gobierno al obtener 22 consejeros junto a los dos diputados regionales con quienes hicieron mayoría; el FSLN obtuvo 11; Yatama seis y ALN seis. En cambio en la RAAN, si bien el PLC tiene la bancada mayoritaria con 17, esto no fue suficiente, pues el FSLN con 15 y Yatama con 13 hicieron gobierno.

Para esta elección, los candidatos opinan sobre los temas a debatir, como el fortalecimiento de la autonomía, el desafío de la deforestación y el avance de la frontera agrícola, la demarcación territorial y la seguridad de las comunidades costeras, muy vulnerables al narcotráfico. Además, terminar con el aislamiento del resto del país por la pobre infraestructura vial.


Mañana:
* El sueño de la unidad costeña
* Los candidatos y sus propuestas por la autonomía