•  |
  •  |
  • END

El diputado ante la Asamblea Nacional, Juan Ramón Jiménez, posee la nacionalidad estadounidense, según una certificación emitida el 17 de febrero de 2010 por la titular de la Dirección General de Migración y Extranjería, María Antonieta Novoa.

Jiménez negó el hecho, y dijo que ayer mismo envió una carta a Novoa para que la información fuese rectificada, pues él tiene la visa estadounidense porque estuvo en Arizona, Estados Unidos, en 1994, pasando unos cursos mientras fue alcalde de El Rosario, Carazo.

“Ni chelito soy. Debe haber un error”, dijo Jiménez, quien según la certificación emitida por Migración y Extranjería “presenta movimientos migratorios como nacional nicaragüense. Como ciudadano estadounidense presenta movimientos migratorios con el pasaporte No 047271059”.

Según el movimiento migratorio de Jiménez, éste salió del país con pasaporte estadounidense rumbo a El Salvador el siete de diciembre de 2006, cuando ya era diputado electo y a un mes de ser juramentado.

Ese mismo informe detalla que la última vez que viajó a Estados Unidos fue el 9 de diciembre del año pasado, y que regresó tres días después.

Ayer, EL NUEVO DIARIO trató de confirmar la información con la Embajada de Estados Unidos en Managua, pero la solicitud no obtuvo respuesta de la Dirección de Prensa.

El artículo 134 inciso a) de la Constitución Política establece que para ser electos como diputados, quienes hayan adquirido otra nacionalidad deberán haber renunciado a ella al menos cuatro años antes de darse la elección.

Con base en ese artículo es que el Consejo Supremo Electoral, CSE, anuló en junio de 2007 la diputación de Alejandro Bolaños Davis, quien no cumplió el lapso antes mencionado.

Bolaños Davis es nacido en Estados Unidos, hijo de padre y de madre nicaragüenses. En la resolución, los magistrados del CSE determinaron que “el acto de inscripción (como candidato a diputado) de Amando Alejandro Bolaños Davis o Amando Alejandro Francisco Bolaños Davis, nacido en Masaya o Saint Louis, Missouri o Nindirí, es nulo de nulidad absoluta”.

El caso desató el rechazo de la oposición y de otros sectores, pues el ex legislador denunció un caso de extorsión en el que estaba involucrado el partido de gobierno. Jiménez actualmente es aliado del Frente Sandinista en la Asamblea Nacional, aunque fue electo diputado por el Movimiento Renovador Sandinista, MRS.