•  |
  •  |
  • END

La Unión Ciudadana por la Democracia, UCD, convocó ayer a la población nicaragüense a participar en la “Marcha Cívica de las Escobas”, cuyo objetivo simbólico es “barrer con la corrupción, la ilegalidad y la arbitrariedad en las instituciones y poderes del Estado, nombrando a magistrados honestos, capaces e independientes”.

Según explicó la dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, Azahalea Avilés, la marcha se realizará el próximo 13 de marzo a partir de las nueve de la mañana, y saldrá de los semáforos de la gasolinera Petronic del Hospital Militar hacia la Asamblea Nacional, es decir, tendrá una trayectoria de sur a norte en línea recta.

Con esta marcha, la sociedad civil pretende “demostrar que en Nicaragua hay un pueblo cívico y valiente dispuesto a exigir que los diputados y los políticos cumplan con su deber de rescatar la democracia, la libertad y el bienestar de Nicaragua”, según una nota de prensa que leyó Avilés.

“Y barrer también los pactos prebendarios que han destruido nuestras instituciones democráticas a lo largo de toda nuestra historia”, dice otro de los objetivos de la marcha.

En la nota de prensa, la UCD advierte que “si en estas elecciones (de 25 funcionarios públicos) los diputados y diputadas no actúan con responsabilidad, civismo y generosidad, los poderes del Estado seguirán minando la institucionalidad y la cultura política del país”.

“La UCD le recuerda a los partidos políticos que tienen una oportunidad para demostrar, con hechos concretos, su deber de poner a Nicaragua por encima de sus propios intereses personas o partidarios”, señalan los organizadores del evento.

Avilés aseguró que ya informaron a la Policía Nacional sobre esta marcha, y que esperan recibir su resguardo, aunque dijo que la UCD tomará las medidas necesarias para que el 13 de marzo haya “un ambiente de fiesta cívica, pacífica y ordenada, como se dio en la marcha del 21 de noviembre”.