Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

El vicepresidente Jaime Morales Carazo, ex asesor presidencial de Arnoldo Alemán, lamentó que en las filas del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, no haya “gente nueva con comprobada honestidad y capacidad, y tengan que recurrir a los viejos liderazgos desgastados, desprestigiados, y muy posiblemente ello los conduzca a nuevas confrontaciones”, en alusión al gabinete propuesto por Alemán de ser electo presidente en las elecciones de 2011.

Morales Carazo se preguntó: “Si (dentro del PLC) hay otros valores, ¿por qué tienen que colocarse bajo el yugo del líder de turno?”, al tiempo que recordó que Alemán por muchos años consideró a Eduardo Montealegre “únicamente para ser un hombre de segundo a bordo y de llevarlo como vicepresidente en su eventualidad”.

Además, calificó de “infiltrados” --en la reunión que Alemán sostuvo en Granada con unos 80 ex funcionarios de su Administración--, a José Antonio Alvarado, quien fue candidato a vicepresidente en la formula con José Rizo en los comicios nacionales de 2006.

“Con los dos y con muchos otros liberales, Arnoldo en un momento u otro ha tenido rupturas fortísimas, y a otros los han expulsados a través de una fórmula absurda y arbitraria que se llama autoexclusión”, dijo el vicemandatario.

El ex padrino recordó que bajo esa figura fue expulsado del PLC por estar en “desacuerdo con algunas prácticas del liderazgo de Alemán”.

Alemán “es un achacoso”

Morales Carazo puso en duda la capacidad de Alemán para continuar conduciendo al partido, sobre todo, considerando que es una persona calificada por los médicos forenses como valetudinario, “que quiere decir que sufre todos los achaques de la vejez (pero además) no necesariamente tiene que tener cierta edad para tener esos achaques”, dijo.

“Ese artificio, verdadero o legal, de valetudinario, es una cosa seria, porque fue una excusa para sacarlo de la cárcel, y aun así pretende ser un hombre que conduzca un partido”, añadió.

A juicio de Morales Carazo, es posible que Alemán pretenda participar en las elecciones de 2011 con el único objetivo de convertirse en diputado, pues si queda en segundo lugar tiene garantizada una curul en el Parlamento conforme con el artículo 133 de la Constitución.