Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El canciller Samuel Santos defendió ayer al Embajador en Costa Rica, Harold Rivas --a quien las autoridades de ese país investigan por posible evasión fiscal-- con una exclamación que rayó en el enojo: “¡No tiene por qué (ser investigado)! Goza de inmunidad absoluta y es una barbaridad lo que están haciendo”.

Santos agregó que “va contra la Convención de Viena” la investigación que realizan en el vecino país por el supuesto mal uso de las exoneraciones diplomáticas de tres vehículos de lujo por los que el fisco tico dejó de percibir unos 129 mil dólares, y que no son usados por los funcionarios de la embajada.

En ese contexto, el canciller se atrevió a aconsejar a los embajadores acreditados en Costa Rica y les recomendó “poner su barba en remojo porque en cualquier momento por el capricho de alguien se llega y los investigan a ellos también”.

Iracundo por investigación periodística
Nuevamente el canciller deslegitimó las publicaciones del diario La Nación, de ese país, que informó que los vehículos eran usados por uno de los hijos del magistrado presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, quien es hermano del embajador en Costa Rica.

“¿Le crees más al diario La Nación que a los nicaragüenses?”, preguntó Santos cuando se le recordó lo que motivó la investigación.

Juan Carlos Brenes, Director División de Incentivos Fiscales, informó en días recientes que los funcionarios de la Embajada de Nicaragua (Haroldo Rivas Reyes y Guillermo Matus Cortés) no se presentaron a la comparecencia ni remitieron algún escrito.

“Por tal razón, se emitieron las actas correspondientes a la no presentación de los involucrados a la comparecencia y se procedió a trasladar el expediente a la Subdirección Normativa, para continuar con el trámite respectivo, que consiste en la preparación de la resolución determinativa que establece la legislación”, detalló Brenes, del Ministerio de Hacienda.