•  |
  •  |
  • END

Algunos personajes de la política costeña ya proyectaban desde antes de las votaciones, una baja en el electorado liberal, debido a los reiterados señalamientos de corrupción en la gestión de los funcionarios del PLC y la ausencia de promoción de nuevos candidatos.

En Managua, el vocero del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Leonel Teller, desestima esos señalamientos contra la organización liberal, porque explica que son los únicos que están realizando primarias para elegir a sus candidatos.

Previo al siete de marzo, día de las elecciones, el disidente liberal Celso González Flores explicó las razones que tuvo para desertar de las filas del PLC en Bluefields, donde desde hace 20 años el partido rojo había tenido la mayor cantidad de votos ciudadanos.

González explicó que el partido rojo nunca le dio la oportunidad de participar como candidato, por eso se pasó a la Alianza Por la República, APRE, donde sí la tuvo como primer candidato a representante, aunque no ganó.

Siempre los mismos
González Flores afirma que esta es una situación que ocurre en “todos los mega partidos” e incluso considera que es el “negocio” de algunos funcionarios.

“El problema que siempre se da en los partidos grandes es que siempre los mismos quieren estar repitiendo candidaturas y puestos, hay unos que tienen hasta tres o cuatro períodos, como que ya es un negocio de ellos, no le dan oportunidad a nadie más”, dice González.

PLC se autodestruye
Por otra parte, el candidato ex candidato a consejero considera que el diputado Francisco Sacasa Urcuyo es la “manzana de la discordia” para los miembros del PLC en Bluefields.

“Él (Sacasa) quiere estar manejando a su antojo toda la dirigencia del partido, todo lo hace por dedazo”, asegura González.

Manifiesta que estas acciones irán “destruyendo” poco a poco al PLC en Bluefields, que a su parecer también está desorganizado y dividido.

Por su parte, Gilberto Rodríguez, representante legal del APRE en Bluefields, manifiesta que aunque los liberales aparentan sentirse seguros de tener la mayoría de electores, en el fondo saben que están debilitados por las acusaciones de corrupción y el desgaste de sus funcionarios.

“Los liberales están muy divididos como producto de los pleitos y las diferencias internas, aunque acusan al diputado (Francisco) Sacasa de que el ha sido el causante de la división”, manifiesta Rodríguez coincidiendo con lo planteado por González.

División del PLC
Igualmente, Rodríguez coincide en que la división del PLC en Bluefields se debe a que no le han dado oportunidad a “otros elementos”. Para demostrarlo menciona los nombres del reverendo Rayfield Hodgson Bobb y de Yadira Flores, quienes se están reeligiendo.

Por su parte Yadira Flores, que resultó reelecta, se defiende diciendo que como actual gobernadora de la RAAS los estatutos del PLC le dan la opción de reelegirse como consejera y también explica que ella participó en las primarias donde resultó seleccionada para candidata.

Una de las más recientes denuncias de corrupción fue la desviación de fondos de un proyecto que se estaba ejecutando en Laguna de Perlas, llamado “Amigas saludables”. Según la fuente consultada, los fondos se utilizaron para la campaña de los candidatos del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

Desestiman acusaciones
Ella y el diputado Francisco Sacasa Urcuyo desestimaron todas las acusaciones de “dedazos” y corrupción, y también niegan el debilitamiento del PLC en Bluefields.

Igualmente, Leonel Téller explica que si hubiese corrupción en la gestión del PLC en esa ciudad costeña, la Contraloría General de la República ya se hubiese pronunciado o hecho una investigación.

Según los datos que el Consejo Supremo Electoral, CSE, publica en la página web, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, supera por nueve puntos porcentuales al PLC a nivel general en toda la región costeña.