elnuevodiario.com.ni
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El canciller de Nicaragua, Samuel Santos, consideró hoy "razonable" que las autoridades de su país hayan prohibido la entrada a este país del ex presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, para que asistiera a un mitin organizado por la oposición liberal.

"Es razonable que sucedan estas cosas", señaló Santos cuando le preguntaron las razones que ha tenido la Dirección de Migración y Extranjería de Nicaragua para no permitir la entrada a esta nación de Micheletti, invitado por el opositor partido Liberal Constitucionalista (PLC).

El jefe de la diplomacia nicaragüense señaló a Micheletti, que también es vicepresidente de la Internacional Liberal (IL), como uno de los principales protagonistas del golpe de Estado ocurrido en Honduras que el 28 de junio de 2009 derrocó a Manuel Zelaya.

"Encima de eso se siguen dando en Honduras atentados contra los derechos humanos, contra los derechos de los funcionarios del anterior Gobierno, contra las personas que se opusieron al golpe de Estado y que defendieron los derechos del pueblo hondureño a decidir su propio destino", recalcó Santos.

Siempre refiriéndose a Micheletti el canciller Santos insistió en que "este señor es un golpista que fue repudiado por todas las naciones del mundo" y que lo primero en el caso del Gobierno de Tegucigalpa es "resolver el ingreso ordenado de Honduras al concierto de las naciones a través de deshacer lo que se hizo en su momento".

El PLC, liderado por el ex presidente Arnoldo Alemán (1997-2002) había invitado a Micheletti para participar en una concentración que ese colectivo realizará el 21 de marzo en el municipio de Boaco para conmemorar el 19 aniversario del asesinato del antiguo líder militar de la "Contra" Enrique Bermúdez.

Bermúdez, un ex coronel somocista y conocido en la "Contra" como "comandante 380", fue asesinado el 16 de febrero de 1991 en el estacionamiento de uno de los principales hoteles de Managua.

Micheletti asumió la Presidencia de Honduras por designación del Congreso, tras el golpe de Estado contra el presidente hondureño Manuel Zelaya el 28 de junio del año pasado.

Santos ofreció estas declaraciones a periodistas en el edificio de la cancillería en ocasión de la conmemoración de 50 años de la apertura de la embajada de Alemania en Nicaragua.