•  |
  •  |
  • END

Los miembros de la Comisión Especial en la Asamblea Nacional presentarán el próximo jueves tres dictámenes con las listas separadas de candidatos que reúnen los requisitos para ocupar los cargos de Procurador y Subprocurador de Derechos Humanos; de Superintendente de Bancos y Otras Instituciones Financieras, Siboif, y de los ocho contralores colegiados.

El diputado liberal, José Pallais Arana, miembro de la comisión, dijo ayer que el jueves firmarán los tres dictámenes para pasarlos luego a la Primera Secretaría del Parlamento. “Donde creo que vamos a tener algún problema (para dictaminar), es en el caso de los contralores”, expresó Pallais.

Montenegro y Poessy deben ser excluidos
A juicio del diputado liberal, los contralores Luis Angel Montenegro y Guillermo Argüello Poessy, no deberían aspirar a la reelección y por tanto deberían ser excluidos del dictamen, considerando que se mantuvieron en sus cargos amparados en el Decreto Ejecutivo 03-2010, que el legislador tacha de inconstitucional y sin ninguna validez jurídica.

Pallais evitó mencionar nombres de quienes podrían incluir en los dictámenes, en tanto no haya una negociación con el Frente Sandinista, cuya comisión negociadora aún está pendiente de conformar.

Todos tienen que llegar
Por otra parte, el jueves también deben desfilar por la Comisión Especial de Nombramientos del Legislativo parte de los 48 aspirantes a magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE. Según Pallais, todos los candidatos deben asistir a la entrevista de lo contrario quedarán automáticamente fuera de la lista oficial.

A juicio de Pallais, de no llegar alguno de los aspirantes a magistrado electoral a la Comisión Especial, se asumirá que no tienen ningún interés en la nominación al cargo y que, por tanto, no deberían ser incluidos en el dictamen.

Considerando que son 48 candidatos a magistrados electorales y que probablemente no todos puedan ser entrevistados el jueves, las consultas continuarán el día viernes.

Pallais comentó además la aparente falta de interés por parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, en conformar su comisión para negociar los cargos amparado, según dijo, en la posibilidad de “comprar a algunos diputados” hasta completar los 56 votos necesarios para elegir a los 25 funcionarios públicos.