Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

Mientras el magistrado FSLN de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Rafael Solís, condicionó su reelección en ese cargo al apoyo de 56 votos en la Asamblea Nacional, el candidato a una magistratura en ese poder del Estado, el constitucionalista Gabriel Álvarez, le planteó a los diputados que no cuenten con él si a la hora de elegirlo van a actuar con una visión pactista y prebendaria.

Solís y Álvarez se presentaron ayer ante la Comisión Especial de Nombramientos de la Asamblea Nacional como parte del periplo de entrevistas a los propuestos para candidatos a funcionarios públicos de poderes e instituciones del Estado.

“Eso depende de los diputados, yo siento que he hecho un buen trabajo en la Corte y que tengo posibilidades de salir electo, pero no me siento seguro, todo es conseguir los 56 votos”, expresó Solís, quien señaló que por el momento solo cuenta con el respaldo del presidente Daniel Ortega y de los 38 diputados del partido de gobierno.

Sin embargo, en su entrevista con la Comisión Especial, Álvarez aclaró a los diputados que a él no le gustaría ser elegido bajo una visión pactista y prebendaria, pues según él, los legisladores “han sido los principales responsables políticos del profundo deterioro institucional en que se encuentran los poderes y órganos del Estado”.

“Pero no porque ellos quieran, sino por las condiciones políticas en que se ha desarrollado todo el debate parlamentario…una dinámica prebendaria y pactista que hasta el momento hemos venido viendo”, explicó el constitucionalista.

Álvarez hizo referencia a las declaraciones del vicepresidente nacional del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Wilfredo Navarro, quien días antes expresó que su partido estaba dispuesto a ceder parte de los espacios de poder que le corresponden en los poderes e instituciones del Estado.

"Esto solo se puede entender si se mantiene una convicción profundamente pactista, porque aquí no hay espacios asignados a unos o a otros, y si el señor Navarro habla con tanta seguridad es porque ya tienen un pacto amarrado con el socio histórico, con el FSLN”, señaló al respecto.