•   SAN SALVADOR / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, dijo ayer que su colega de Nicaragua, Daniel Ortega, le ha expresado el apoyo a su Gobierno en el ámbito económico, aunque en el terreno político le va a tomar “un poco más de tiempo”.

Ortega “ha trazado una línea entre los aspectos económicos, en los cuales él respalda a Honduras, y los aspectos políticos, que nos ha indicado que le va a tomar un poco más de tiempo, pero que seguiremos dialogando”, aseguró Lobo en San Salvador.

El gobernante hondureño indicó al comparecer ante la prensa tras reunirse con sus colegas de El Salvador, Mauricio Funes, y Guatemala, Álvaro Colom, que se comunicó con su par nicaragüense “hace un par de semanas”.

El ofrecimiento
“Lo que hablamos es, de parte de él, que la situación política la íbamos a resolver, pero que la relación económica”, les iban a dar todo el apoyo “para que Honduras no sufriese ningún tipo de discriminación”, aseguró.

Nicaragua ha señalado que, “con toda claridad”, sigue sin reconocer al Gobierno de Honduras, mientras no se cumplan las “instrucciones oficiales” que dio la comunidad internacional para revertir el golpe de Estado del 28 de junio pasado contra el entonces presidente Manuel Zelaya.

Canciller salvadoreño a Managua
Sobre este tema, el presidente salvadoreño anunció que su canciller, Hugo Martínez, viajará a Nicaragua “a más tardar la próxima semana” para abordar la posición de ese país sobre la propuesta de reincorporar a Honduras a los organismos internacionales.

“Le he pedido al canciller Hugo Martínez para que se reúna con su homólogo en Nicaragua (Samuel Santos) y le tome temperatura al Gobierno de Nicaragua de qué está pensando frente a este nuevo escenario y la situación que se está generando”, afirmó.

Funes afirmó que el presidente saliente de Costa Rica, Óscar Arias, y la mandataria electa, Laura Chinchilla, “han dicho que van a trabajar por la integración” regional, al igual que el gobernante panameño, Ricardo Martinelli, y el dominicano, Leonel Fernández.

El jefe de Estado salvadoreño reiteró su llamado a Ortega y a los países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para reconocer al Gobierno de Lobo y normalizar sus relaciones con Honduras.