•  |
  •  |
  • END

Las declaraciones del vicepresidente nacional del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Wilfredo Navarro, han causado varias reacciones en contra. A éstas se sumó la de la representante del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, y miembro de la Unión Ciudadana por la Democracia, UCD, Azahalea Solís, quien señaló que “Nicaragua no es un club de mafiosos donde cada partido tiene sus cuotas de poder”.

Las afirmaciones de Navarro han sido calificadas de “pactistas”, pues la semana pasada expresó que el PLC tiene cuotas de poder en el Estado que le corresponden. “Esto sólo puede entenderse si se mantiene una convicción profundamente pactista, porque aquí no hay espacios asignados a unos o a otros”, dijo al respecto este martes el constitucionalista Gabriel Álvarez.

Cuotas de poder son del pueblo
Ayer, Solís aclaró que “cada partido lo que tiene frente al Estado son responsabilidades (es decir que) deben rendir cuentas y deben actuar de acuerdo con lo que la Constitución y las leyes mandan”.

La representante del MAM reconoció que los partidos políticos son los vehículos para llegar al poder, pero advirtió que éstos no son absolutos. “Aquí no es asunto de cinismo, de decir que hay cuotas de poder, aquí las cuotas de poder son del pueblo, deben ser del pueblo y el pueblo las debe tomar”, insistió Solís.

Precisamente uno de los objetivos de la marcha a la que está convocando la UCD, denominada “Marcha de las Escobas”, es presionar a los diputados ante la Asamblea Nacional para que no reelijan a los magistrados del Consejo Supremo Electoral y escojan a personas honestas e independientes.

Presentan firmas

La UCD presentó ayer una parte de las firmas recolectadas en todo el país para expresar el rechazo a la partidización de los poderes e instituciones del Estado.

Al respecto, el miembro del Movimiento por Nicaragua, MpN, Benjamín Lugo, manifestó que esperan que “la ciudadanía que ha dicho presente en estas firmas, de igual manera se haga presente el sábado”.

La “Marcha de las Escobas” saldrá el 20 de marzo a las nueve de la mañana, de los semáforos del Hospital Militar en línea recta hacia las instalaciones de la Asamblea Nacional.

Azahalea Solís afirmó que representantes de la UCD se reunieron ayer con la jefatura del Distrito V de la Policía Nacional, y que ésta aseguró su respaldo a la marcha.

“La Policía está actuando a la altura de la Constitución y de las leyes, y desde la noche anterior estará brindando seguridad en la ruta”, agregó.