Leonor Alvarez
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El organismo cívico Ética y Transparencia, EyT, reveló esta mañana las inconsistencias encontradas en siete de las 15 circunscripciones de la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, como la alteración en votos, diferencias aritméticas y anulación sin fundamento de Juntas Receptoras de Votos, JRV, las cuales cambian los resultados de las elecciones caribeñas a favor del partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN.

La evaluación y dictamen técnico realizado por EyT a petición del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, hace ver que los resultados electorales emitidos por el Consejo Electoral Regional, CER, de la RAAS no son idénticos a la sumatoria de votos válidos de todos los partidos.

En el informe leído por el director ejecutivo de EyT, Roberto Courtney, se explica que en los resultados emitidos por el CER en las circunscripciones 1, 6, 7, 9, 11, 12 y 13 hay diferencias de 30, 19, 18, 1, 46, 1 y 7 votos, respectivamente, en relación a los resultados que aparecen en las actas originales en poder de los partidos políticos.

El dictamen de EyT se realizó con base en las actas electorales del PLC. Este partido centra sus cuestionamientos en los resultados referidos a las circunscripciones 1, 7, 11 y 12, así que EyT dirigió la evaluación específicamente a éstas, debido a que acepta las diferencias de las otras circunscripciones.

Circunscripción 1
En la circunscripción 1 de la RAAS, la suma de las 11 JRV, según los datos obtenidos por los observadores de EyT, resulta en 463 votos para el PLC y 427 para el FSLN, siendo los votos de los demás partidos ampliamente insuficientes para participar en la asignación de los 3 escaños correspondientes. Estos resultados, corroborados con exactitud tanto por las actas auditadas como por los resultados provisionales publicados por el mismo CSE, otorgan dos escaños para el PLC y uno para el FSLN.

La certificación del CER otorga 40 votos adicionales al FSLN, para que con un total de 467 votos, supere por 3 votos al total del PLC y de esta manera obtener dos consejeros regionales y uno para el PLC. El dictamen EyT señala que “las alteraciones realizadas a los resultados de las JRV 0040 y 0060, a lo interno del CER, son las que causan tanto la discrepancia aritmética entre los votos válidos totales y los votos válidos por partidos, así como la fraudulenta adición de votos al FSLN.

Circunscripción 7
Respecto de esta circunscripción, la sumatoria de actas en poder de EyT refleja un resultado de 742 votos para el PLC y mil 987 votos para el FSLN, el cual obtendría 2 escaños por uno del PLC.

En el resultado que presenta el CER, el PLC resulta con 111 votos menos y el FSLN con 10 votos menos. Sin embargo, como resultado de ambas substracciones en la operación del CER-RAAS el FSLN obtendría los 3 escaños. Esta operación del CER - RAAS parece estar fundamentada en la anulación indebida de la JRV número 8090 por parte del CER, ante la impugnación presentada debido a la toma de fotos a lo interno de las JRV y las reacciones ocasionadas por esto.

Circunscripción 11
En esta circunscripción se observa la mayor diferencia aritmética en el documento de resultados del CER-RAAS que establece mil 573 votos válidos en la circunscripción, pero luego reparte mil 619 entre los partidos, equivalentes a 46 votos más. “Con 8 de las 9 actas de escrutinio de la circunscripción en nuestro poder, no podemos decir más al respecto”, señala el informe leído por Courtney.

Circunscripción 12
Aquí se anularon los resultados de las JRV 8124 y 8110. EyT explica en el informe que no tiene conocimiento de las causales argumentadas, ni su legitimidad, sin embargo, señala los siguientes elementos:

Al menos esas dos JRV no son anulables debido a que no fueron impugnadas en tiempo y forma, según el artículo 163 de la Ley Electoral, es decir, en la respectiva JRV.

Los dos primeros escaños están claros y pertenecen al PLC y a la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, respectivamente.

El tercer escaño de la circunscripción, está en disputa entre el PLC y FSLN, por unos 80 votos y para este último partido poder obtenerlo, es necesaria la nulidad de al menos una JRV en la circunscripción, se explica en el dictamen.

EyT es categórico en afirmar que bajo esas circunstancias no puede proceder la autoridad electoral a la asignación de escaños, sin antes solventar dichas discrepancias aritméticas.