•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

La decisión del cuestionado ex gobernante nicaragüense Arnoldo Alemán (1997-2002) de lanzar su precandidatura presidencial para las elecciones del 2011 no convence a la derecha opositora con sus planes de unidad, señalaron hoy políticos y analistas.

"Nadie en su sano juicio cree que Alemán sea un candidato potable" para enfrentar la pretensión del presidente Daniel Ortega de ir a la reelección apoyado por el gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda), afirmó el legislador opositor Enrique Quiñónez. Expresó que la candidatura de Alemán "no llegará a ningún lado" y "dividirá" todavía más a las fuerzas de oposición, que buscan unirse para llevar un "candidato único" en los próximos comicios.

Alemán anunció el domingo que disputará la nominación presidencial del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha) en las elecciones primarias que realizará con otros grupos de oposición para escoger un candidato común para las presidenciales de 2011. "Quiero que me den otra oportunidad" de gobernar, pidió Alemán durante un mitin en la ciudad de Boaco, 91 km al este de la capital.

Su postulación fue recibida con recelo por las agrupaciones opositoras que evalúan formar una alianza electoral con el PLC, como el Movimiento Vamos con Eduardo (MVCE), que encabeza el ex canciller Eduardo Montealegre, que también aspira a ser presidente. De hecho, Montealegre no ve a Alemán como "candidato ganador" en las elecciones presidenciales de 2011. "Creo que la población no lo considera (a Alemán) en estos momentos un candidato ganador", afirmó Montealegre, en una entrevista durante una visita al Congreso español (Cámara baja) en Madrid.

"Suicidio político"
Sobre la promesa del líder del PLC de participar en unas elecciones primarias para elegir al candidato presidencial opositor, Montealegre se muestra escéptico: "Si son elecciones primarias y las va a manejar el mismo Arnoldo, eso sería un suicidio político". Ahora, precisó, "si las elecciones primarias son organizadas y manejadas por personas independientes, transparentes y comprometidas respecto al voto, es lo más democrático y yo no voy a ir en contra de lo que he venido pidiendo desde 2004".

"El candidato que resulte de las elecciones primarias tiene que tener la suficiente legitimidad, independientemente de quién sea", consideró un dirigente del MVCE, Eliseo Núñez. Además, según las encuestas, Alemán, de 64 años, es el político memos popular del país y debería "tomar en cuenta que la opinión pública le es adversa en estos momentos", declaró el sociólogo Cirilo Otero.

"Hay quienes nunca terminan de aterrizar y no se dan cuenta de las realidades, quieren vivir del pasado olvidándose que tienen grandes anclas que los atan", cuestionó el vicepresidente nicaragüense, Jaime Morales, un ex colaborador de Alemán. Morales, ex dirigente de los 'Contras' que combatieron con las armas a los sandinistas en los años 80, aceptó aliarse con Ortega, quien retornó al poder en 2007 favorecido por la división de la derecha.

-------------------------------------------
Alemán gobernó en medio de múltiples denuncias de corrupción por las cuales fue juzgado en 2003 y condenado a 20 años de prisión por lavado de dinero, fraude, malversación de fondos y otros delitos que causaron millonarias pérdidas a Nicaragua, una de las naciones más pobres de América Latina. En enero de 2009 la justicia revocó todos los cargos contra el ex mandatario -que cumplía la pena en arresto domiciliario- y le restituyó sus derechos políticos, en virtud de un arreglo político con el presidente Ortega.

El ex gobernante controla desde hace 20 años el PLC, principal grupo opositor en el Congreso, donde mantiene una añeja alianza con el FSLN de Ortega, que ha provocado descontento, renuncias y divisiones en sus filas. "Alemán es parte del juego sobre el cual está montado el poderío de Ortega", señaló la diputada disidente sandinista y ex guerrillera Mónica Baltodano.