•  |
  •  |
  • END

El presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas, consideró que “lo más saludable” si no se logra un acuerdo en la Asamblea Nacional para elegir a los 25 funcionarios a los que ya se les venció o se les vence próximamente el período, es que el “decreto real” emitido por el presidente Daniel Ortega, se mantenga hasta 2012.

“Para mí lo más sano es que nos vayamos con el decreto hasta el año 2012, y cuando haya ganado otra fuerza o la misma fuerza política (que gobierna), con 56 diputados o en alianza con otra fuerza, elijan a quienes quieran y se les acabe ese dolor de cabeza”, dijo Rivas en una comparecencia televisiva.

“No es que sea servil”
Rivas, el polémico magistrado acusado de enriquecimiento ilícito y de cometer el fraude electoral más documentado de la historia en las elecciones municipales de 2008, alabó la decisión de Ortega de violar la Constitución, al haber emitido el decreto que da permanencia a los funcionarios que sólo pueden ser nombrados o reelectos por la Asamblea Nacional.

“El presidente Daniel Ortega, muy sabiamente, con mente de estadista --y no lo digo en actitud servil, porque en una actitud previsora y en la mejor decisión que pudo haber tomado un jefe de Estado--, emitió el decreto dado a conocer el 10 de enero, pues ahí está la solución, no hay acuerdo, ahí está el decreto”, afirmó soberbio Rivas.

Aseguró que no es la primera vez que en América Latina ocurre el alargamiento del período de funcionarios públicos en sus cargos por circunstancias especiales.

“No se va a caer el mundo”
“Aquí lo están presentando como que se va a caer el mundo por ese decreto y en Guatemala, se dio el caso de que el tribunal electoral (se le había vencido el período), porque había un proceso electoral de por medio y lo dejaron ahí hasta que lo eligiera el nuevo Parlamento, y en América del Sur conozco dos o tres o cuatro países”, dijo el titular del CSE.

Sostuvo que merece ser reelecto en el cargo por el trabajo que ha realizado al frente del Poder Electoral, y hasta dijo sentir orgullo de quien lo propuso para seguir como magistrado de esa entidad.

“Fui propuesto por el presidente Ortega y a mucha honra, porque no soy miembro del partido sandinista, y él me está proponiendo, y debe ser porque he hecho bien mi trabajo desde su punto de vista”, señaló.