•  |
  •  |
  • END

Los miembros del Partido Conservador (PC) están inconformes. Su presidenta, Azalia Avilés, asegura que la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) “está subestimando” el voto conservador y “perdiendo el espíritu antipacto” que un día los hizo alejarse del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

“¿No es que se retiraron del PLC porque estaba contaminado?”, se pregunta Avilés después de que la ALN, partido aliado, firmó con el PLC un acuerdo para las elecciones municipales sin el consentimiento del PC.

“Es peligrosísimo lo que se acaba de firmar”, insiste Avilés, refiriéndose a los acuerdos bilaterales entre los dos partidos liberales que han unido, al menos mediáticamente, a los líderes de ambos grupos, Eduardo Montealegre y Arnoldo Alemán.

El partido con más alcaldías
El PC reclama a la ALN con los datos en las manos: las alcaldías conservadoras. “Somos el único partido en la alianza que tiene alcaldías”, afirma y, además, “está advirtiéndole a Montealegre que no se irán del partido mientras este tema no se termine de debatir dentro del PC”.

Según Avilés, el consejo del PC citó a Montealegre para que explicara detalladamente los acuerdos que firmó con el PLC y que incluyen la participación de ambos partidos y sus aliados en las elecciones municipales. Mañana el consejo de este partido sesionará, y entre los puntos a abordar está el del acuerdo entre la ALN y el PLC.

“Víctimas del pacto”

El PC dice que no consiente el acuerdo, pues éste “tiene el germen del pacto” y, sobre todo, porque el PC ha sido “víctima del pacto”. El PC está convencido que los partidos políticos de oposición tienen que ir unidos en las próximas elecciones municipales, pero sin la figura de Arnoldo Alemán.

“Nosotros hemos dicho que la división fue una de las causas por las que el Frente Sandinista ganó, pero la idea era que Arnoldo Alemán se apartara”, expresó Avilés.