•  |
  •  |
  • END

El Arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes llamó a los diputados de la Asamblea Nacional, a “que escuchen la voz del pueblo y que elijan a personas, idóneas, capaces y que respeten el tiempo por el que fueron electas”.

A la fecha el ex Procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas se sostiene en el cargo, cuyo período venció el 10 de diciembre del año pasado, amparado en el decreto 03-2010 emitido el nueve de enero por el presidente Daniel Ortega, el cual, además, pretende prorrogar en sus cargos a funcionarios cuyos períodos ya vencieron o están por vencer. El decreto es considerado por los juristas como inconstitucional.

En igual situación se encuentran los miembros de la Contraloría General de la República de afinidad sandinista y el contralor Guillermo Arguello Poessy, de tendencia liberal. En el Consejo Supremo Electoral, CSE, vencieron los períodos del sandinista Emmett Lang y el liberal Luis Benavides, este último se retiró como lo establece la Constitución.

“Hay un dicho que dice ‘todos somos útiles pero no somos indispensables’. Les toca a los diputados escoger y escuchar lo que el pueblo quiere. Personas idóneas y capacitadas y que respeten el tiempo por el que fueron electas”, señaló Brenes.

Dijo además que es una necesidad que hayan nuevas figuras y considera que hay en Nicaragua muchas más personas que quieren servir que los mismos 25 que actualmente trabajan.

“La pelota esta en mano de los diputados, son ellos los que son elegidos por el pueblo y deben escuchar el sentimiento del pueblo y el pueblo esta pidiendo nuevas figuras. Ojala que esto sea posible. Comentaba algo y es que estoy conciente que en Nicaragua no solamente hay 25 personas, hay un montón y hay que darle oportunidad a otros”, consideró Brenes.

En Matagalpa uno fue acusado
Por otra parte, Brenes consideró que los sacerdotes que cometen abusos con niños deben pagar como cualquier civil y señaló que hubo un caso en Matagalpa hace muchos años y que fue puesto a la orden de la justicia que luego lo liberó.

“Si un sacerdote hace un choque, yo no voy a ir a pagar por él, que pague el que lo hizo y eso es lo que digo en la Diócesis. En Matagalpa hubo un caso referido a abuso, que al final fue aclarado”, expresó.

Además afirma no conocer ningún otro caso de este tipo que afecte a la Iglesia Católica en Nicaragua.

También aclaró que “si se llega a dar (un caso de abuso) va a ser mi posición que la persona que es acusada luego de ser investigada que responda a esa acusación”. Monseñor Leopoldo Brenes, manifestó su tranquilidad por la ausencia de casos de abusos por parte de sacerdotes, pero también su repudio hacia hechos que afecten la integridad física de la vida humana.


*Pasante de Periodismo