•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Pese a las críticas de diversos sectores sociales, el contralor Luis Ángel Montenegro señaló que el cargo que ostentan sus colegas de ese ente colegiado es legal. “Ay de quiénes se quieran ir, eso es cuestión propia”, aseveró a renglón seguido y de forma irónica.

Montenegro asistió como invitado especial a una promoción de más de cien egresados en distintas carreras profesionales que ofrece la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli de Estelí.

Destacó que ni lógica ni éticamente es razonable que se les denomine “cargo de facto” el que ocupan los contralores a quienes se les venció su término establecido por los diputados de la Asamblea Nacional, porque existe el decreto especial emitido por el presidente Daniel Ortega, en representación del Poder Ejecutivo.

Dijo que esto no es de aferrarse, porque alguien lo puede hacer y también se puede caer fácilmente. “No es cuestión de que yo me aferro a un cargo y me quedo en él por voluntad propia”, dijo.

Espera ser reelecto

Estos cargos, según señaló, obedecen siempre a los que proponen. “En mi caso particular, yo he sido propuesto por el Presidente de la República, Daniel Ortega”, dijo. Señaló que espera contar con los dos tercios de los votos de los diputados, los que deben ser al menos 56, acotó.

Sobre lo que ha señalado el contralor Lino Hernández, de que es inmoral quedarse en el cargo cuyo plazo ya se ha vencido, dijo que cada cual tiene su forma de pensar. El doctor Hernández dice que es inmoral, él ya se retiró de la Contraloría, pero es una percepción muy individual que tiene sobre los decretos presidenciales y la forma de interpretar la ley.

“Yo pienso que es una inmoralidad dejar abandonados los cargos públicos, porque eso significaría dejar a la deriva una institución que fiscaliza todos los proyectos de la inversión pública nacional, y los proyectos y programas apoyados por el extranjero, destacó.