•  |
  •  |
  • END

Las elecciones primarias son un arma de doble filo. Pese a que se originan por la necesidad de democratizar los procesos electorales, los comicios internos que anunció el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, podrían estar dominados por intereses personales.

El ex director de Cedulación del Consejo Supremo Electoral, CSE, y consultor en temas electorales, Dionisio Palacios, explicó que las elecciones primarias no están contempladas en la Constitución nicaragüense, pero que son importantes para el fortalecimiento del sistema democrático por cuanto se somete a la decisión popular la elección de un candidato a un cargo público tan importante como el de Presidente de la República.

Las reflexiones de Palacios surgen en momentos cuando partidos políticos de oposición sostienen que realizarán elecciones internas.

De acuerdo con el calendario presentado, las inscripciones estarán abiertas del 7 de abril al 7 de mayo, y puede hacerlo cualquier miembro del PLC o de algún partido político aliado, entre ellos el Partido Neoliberal, PALI; el Partido Unionista Centroamericano, PUCA, y el Partido Indígena Multiétnico, PIM, así como de miembros de centrales sindicales aliadas.

Sin embargo, Palacios advirtió sobre la legitimidad de un candidato electo en una convención partidaria, porque aseguró que en este tipo de actividades suele dejarse solo a los miembros leales a un caudillo.

Después de culminadas dichas elecciones primarias, el PLC quedaría esperando que los demás partidos políticos de oposición presenten a sus candidatos para proceder a realizar unas elecciones primarias generales, proceso que se dará en base a un acuerdo de unidad, el cual establecería un método a seguir.

En ese sentido, Palacios apuntó que “el hecho que un solo partido se adelante a realizar primarias es decirle un ‘no a esa posible alianza que hay con todos los partidos de oposición’”.