•  |
  •  |
  • END

El embajador de Colombia en Nicaragua, Antonio González Castaño, ofreció una explicación al canciller Samuel Santos López en torno al desacato, admitido por el gobierno colombiano, de la sentencia del 13 de diciembre de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que no reconoce ninguna frontera marítima entre ambos países.

Santos confirmó que durante una reunión privada en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores habló con González Castaño en torno a los buques de guerra que el gobierno colombiano mantiene en la zona del meridiano 82 reclamando una soberanía que el supremo tribunal internacional desconoció en su sentencia.

El jefe de la diplomacia nicaragüense evitó entrar en detalles de la conversación, sin embargo, reconoció que continuarán profundizando en el diálogo para encontrar una solución diplomática al conflicto creado por el gobierno de Bogotá a través de un comunicado oficial de la Cancillería colombiana.

Santos a la ONU
Santos anunció su viaje a Nueva York para el 13 de febrero próximo para reunirse con el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y entregarle copia de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El Canciller nicaragüense espera una reacción favorable y que la ONU haga el llamado que sea necesario para resolver el nuevo diferendo ocasionado por Colombia. Las declaraciones de Santos tuvieron lugar después de una reunión con el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, a quien le entregó una copia de la sentencia del tribunal internacional.

Rechazo a comunicado
Nicaragua rechazó enfáticamente el desconocimiento del Gobierno de Colombia a la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el Meridiano 82, a la par que reiteró su voluntad de resolver el diferendo entre ambos países a través “del diálogo fraterno como pueblos hermanos”.

“Instó al gobierno colombiano a que igual que lo hicimos con Honduras, tengamos un diálogo fraterno y dirimamos nuestras diferencias”, dijo el Canciller de la República, Samuel Santos López.

La Cancillería nicaragüense rechazó el comunicado del gobierno colombiano publicado el pasado 28 de enero, por considerar que en él, los colombianos admiten su “desacato a la sentencia de la Corte Internacional de Justicia”. “El Gobierno de Nicaragua rechaza enfática-
mente el contenido de dicho comunicado, así como
cualquier intento dirigido a desconocer el fallo emi-
tido por el alto tribunal”, reza la nota oficial de la Cancillería.

Se toman medidas de precaución
Para el canciller Santos, el patrullaje que realizan en territorio nicaragüense medios navales y aéreos del Ejército de Colombia, no puede ser considerado como una provocación del gobierno colombiano. “Yo no diría que han llegado a ese nivel”, dijo Santos, quien prefirió remitirse a los hechos, “ahí están los hechos”.

Pero Santos sí estuvo de acuerdo en que la posición de Colombia es una medida de fuerzas. “Me parece que sí”, dijo el canciller. “Lo que le estamos diciendo es miren hay una sentencia, retírense”, afirmó.

El presidente Daniel Ortega denunció la presencia de medios militares colombianos en aguas nacionales que impiden las labores de pesca, lo que a su criterio representa una violación a lo dispuesto por el alto tribunal internacional de justicia.

Colombia negó una actitud de agresión contra Nicaragua y ratificó que continuará ejerciendo en forma pacífica su soberanía y jurisdicción sobre las áreas marítimas correspondientes al archipiélago de San Andrés, únicamente hasta el meridiano 82.