•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Conferencia Episcopal de Nicaragua exhortó esta tarde a la dirigencia política y en particular al gobierno del presidente Daniel Ortega, a parar las ilegalidades y constantes violaciones a la Constitución Política y a convocar de urgencia a un diálogo nacional.

En un mensaje a la nación, los obispos nicaragüenses mostraron su profunda preocupación por la “descomposición social”, manifestada con “el reaparecer de grupos violentos en las calles, y lo más grave aún, es que sean tolerados y aprobados por quienes deberían ser los primeros en rechazarlos y condenarlos”.

Los miembros de la Conferencia Episcopal sostuvieron una reunión toda la mañana, tras la que reiteraron su llamado al respeto a la Constitución y las leyes por parte de todas las autoridades del país y a todos los niveles. “Hemos vivido con gran preocupación los últimos acontecimientos políticos, concientes de la gravedad de algunos actos de transgresión a nuestra Constitución Política y de irrespeto a la institucionalidad del país”, señalan los obispos en su mensaje.

Sugieren aceptar mediación de la OEA
El vicepresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, sugirió que el gobierno debería aceptar la intervención de la Organización de Estados Americanos, OEA, en la búsqueda de la solución a la crisis institucional y de violencia por la que atraviesa el país.

“Si nosotros los nicaragüenses no podemos resolver nuestros problemas, pues debemos dejar que alguien de afuera nos ayude”, expresó Mata Guevara al consultar su opinión en torno a la posible invocación de la Carta Democrática Interamericana que rige el comportamiento institucional de los Estados miembros de la OEA.

En el mensaje, los obispos hicieron énfasis en el rumbo del país y señalaron que “una auténtica democracia solamente es posible en un Estado de Derecho y una democracia sin valores se convierte con facilidad en un totalitarismo visible o encubierto…”

Por otra parte, la Conferencia Episcopal hizo un llamado a los dirigentes políticos en general a evitar la manipulación de la juventud para realizar actos de contravienen el orden social y legal. Además, señalaron de mala práctica el uso de la violencia de un sector político para presionar a otro con el fin de obligarlo a ceder y negociar prebendas.

Silvio Báez, vocero de la Curia Arzobispal de Nicaragua, anunció que durante el mes de mayo la Iglesia Católica realizará una jornada de oración comunitaria para pedir por la paz del pueblo nicaragüense.