Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El canciller de la República, Samuel Santos López, confirmó ayer el plácet (aceptación) por parte del gobierno del designado embajador de Estados Unidos, Robert J. Callahan, considerado de “línea dura” en el gobierno norteamericano, en particular por su pasado como secretario en la legación en Honduras en los años 80 junto al entonces embajador John Dimitri Negroponte.

Callahan está a la espera de su ratificación por parte del Congreso y el Senado de Estados Unidos, sin embargo, el gobierno sandinista ya dio por aceptado su nombramiento.

Plácet lo ordenó Ortega
“Tengo la orientación del presidente de la República, Daniel Ortega, de aceptar el nombramiento del nuevo embajador de Estados Unidos y ya dimos el plácet”, expresó escuetamente el canciller Santos.

Según el Canciller, el nombramiento de Callahan es oficial, pero reconoció que aún falta la ratifiación del Congreso y del Senado de los Estados Unidos; en todo caso, Nicaragua ya se adelantó a la aceptación del nominado.

El saliente embajador, Paul Trivelli, podría abandonar Nicaragua entre junio y julio y se espera la llegada de Callahan uno o dos meses después, a menos que el gobierno norteamericano decida adelantar el viaje considerando que es un año electoral en el país.