Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

Pese a que ayer no se registraron actos violentos por parte de grupos afines al partido de gobierno, las reacciones de condena y de repudio a lo que sucedió el martes, el miércoles y el jueves no cesaron. El grupo de nicaragüenses residentes de Miami, Estados Unidos, denominados Unión Nicaragüense Americana, UNA, y la Fuerza Democrática Nicaragüense-Resistencia Nicaragüense, FDN-RN, se declararon preocupados por la crisis política del país y señalaron al Gobierno de ser el responsable.

La UNA hizo un llamado “a los ciudadanos decentes, trabajadores y civilizados a decir basta ya al abuso, mentiras y chantajes que promueven grupos pandilleros dirigidos y organizados desde las altas esferas del Estado, fomentando la decadencia social, económica, y política de los nicaragüenses”.

Contras llaman a la Policía a asumir su papel

La FDN-RN también atribuyó los hechos de violencia al Gobierno e hizo un “llamado urgente al alto mando de la Policía Nacional para que conforme con nuestra Constitución Política y demás leyes del país procedan en contra de los vándalos y delincuentes del partido y del gobierno que atacaron el hotel Holiday Inn, la Asamblea Nacional y la sede Nacional del Movimiento Vamos con Eduardo”.

Además, exhortaron a los diputados de oposición “a no dejarse chantajear ni amedrentar por las amenazas y extorsiones que realizan el partido y el gobierno en contra del Estado de Derecho, de nuestra Constitución Política y demás leyes de la nación”.