•   SAN JORGE  |
  •  |
  •  |
  • END

“Hay que estar unidos para vencer un animal feo, como ese dragón que venció San Jorge, gracias a que estaba unido, estaba en contacto con Dios, si no, ese animal feo comienza a infectar tu vida, al pueblo y hacer mucho daño”.

Este fue el mensaje subliminal que dejó a los pobladores jorginos, el obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Jorge Solórzano, quien el viernes participó en las actividades religiosas del santo patrono del municipio de San Jorge y detalló que la salida a las crisis institucional que invade al país, es el diálogo e instó a los políticos y gobernantes a no aferrarse al poder.

Al preguntársele sobre los hechos de violencia ocurridos en Managua por simpatizantes orteguistas, el obispo manifestó que lo que el pueblo quiere es trabajo, comida, salud, bienestar y que el país ya tiene experiencias que revelan que el camino a la guerra ha dejado mucho dolor, heridas y atraso económico.

Al respecto recomendó a todos los nicaragüenses a trabajar a favor del desarrollo y una paz duradera y verdadera, recomendó el dialogo e instó a los políticos y gobernantes a pensar en el bienestar del pueblo y no en el de sus familias, el de sus partidos políticos o en el personal.

Obispos dispuestos a mediar
También dijo que si lo solicitan, los obispos siempre están dispuestos a colaborar en este diálogo, en la medida de lo posible, para buscar un camino o una solución que conlleve a una verdadera paz y se piense en el bienestar del pueblo.

Dejó entrever que cuando la iglesia católica opina sobre situaciones que acontecen en el país, no es por que sean políticos, sino que tienen que defender a su rebaño e iluminarlo con la luz de Cristo para que se percaten de la realidad, aseguró que hablan desde una dimensión de pastores que esta encima de cualquier ideología.

“Yo no soy político, pero como pastor tengo que estar velando por las ovejas y si se está pisoteando a Dios y a la persona”, explicó.