•  |
  •  |
  • END

Diputados opositores calificaron como un “grave precedente” económico-financiero para el país, la suspensión de la reunión del Fondo Monetario Internacional, FMI, con el fin de evaluar el programa macroeconómico con el gobierno de Nicaragua, atribuyendo esa decisión a la crisis institucional y a la violencia callejera provocada por los grupos afines al gobierno y al partido Frente Sandinista.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento, el liberal Francisco Aguirre Sacasa, considera que la decisión del FMI es en reacción a las “constantes violaciones a la Constitución y a las leyes del país” por parte del Presidente de la República, Daniel Ortega, y de funcionarios de otros poderes del Estado que pertenecen al partido de gobierno.

Para Aguirre Sacasa, igualmente grave, fue la situación de violencia ocasionada hace dos semanas por simpatizantes orteguistas, que a punta de morteros, piedras y tubos, mantuvieron retenidos a un grupo de diputados, quemaron y dañaron cuatro vehículos, y causaron daños a la propiedad en un hotel capitalino donde sesionaron diputados opositores.

“Un revés para el gobierno”

“Éste es un revés fuerte para el gobierno de Nicaragua. Si bien puede haber sido el tema del bono (a los empleados públicos) y la falta de transparencia en el manejo de la ayuda venezolana una parte del problema, la gota que rebalsó el vaso es el problema de gobernabilidad por el que atraviesa el país”, dijo Aguirre Sacasa en torno a la suspensión de la reunión del FMI.

En similares términos se refirió el diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Eduardo Montealegre, para quien la falta de respeto a las leyes y las constantes violaciones a la Constitución Política por parte del presidente Daniel Ortega, han influido negativamente en la parte económica, y la decisión del FMI en ese sentido, no es un hecho aislado.

Tanto Montealegre como Aguirre Sacasa consideran que la posición del FMI en torno a la crisis institucional de Nicaragua podría trasladarse a otras instancias financieras multilaterales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Para Gutiérrez eso es normal

En tanto, el diputado del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, y Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez Mercado, se rió de los argumentos de sus colegas y rechazó las críticas, alegando que “son puras habladurías, pues no existe ningún papel que demuestre que el FMI suspendió su reunión por esas causas”.

Además, según Gutiérrez, no existe ningún tipo de condición por parte de los organismos financieros internacionales que tenga que ver con aspectos de gobernabilidad.

Por el contrario, Gutiérrez dijo que “es normal que el FMI se tome su tiempo” en este tipo de evaluaciones, y se mostró muy confiado de que pronto el programa económico del país será ratificado por el organismo financiero.