Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega aún no está seguro de asistir a la VI Cumbre de la Unión Europea-América Latina y el Caribe, a la que está invitado el mandatario hondureño Porfirio Lobo, por quien no asistirán algunos de sus homólogos sudamericanos, entre ellos Hugo Chávez, de Venezuela.

EL NUEVO DIARIO consultó ayer al canciller Samuel Santos para conocer la posición del gobierno nicaragüense, pero se excusó de hablar al respecto, argumentando que está llegando del exterior.

“No te podría decir ahorita, estoy llegando”, dijo Santos, quien no supo precisar si Ortega asistirá al encuentro.

Ortega se reunió recientemente con Lobo en Managua y le dio trato de gobernante, aunque aún no ha oficializado el reconocimiento al gobierno hondureño. Nicaragua es el único país centroamericano que todavía no ha restablecido las relaciones diplomáticas con el país vecino.

Unasur no va porque ahí estará Lobo

Ayer, el presidente venezolano Hugo Chávez declaró que “si Europa insiste en invitar al señor (Porfirio) Lobo”, él y otros mandatarios del Unasur no irán al encuentro, que se realizará el 18 de este mes en Madrid.

Igual opinión externaron el presidente brasileño y el ecuatoriano, Luiz Inácio Lula Da Silva y Rafael Correa, respectivamente. “De asistir el Gobierno de Honduras, nosotros no podríamos asistir a esta Cumbre, ya que no lo consideramos un gobierno legítimo”, declaró Correa, quien ejerce la presidencia temporal del Unasur.

Correa insistió en que hay “un malestar mayoritario” que “impedirá que muchos países de la Unasur asistan a la cumbre de la Unión Europea”, ya que se invitó al representante del gobierno hondureño “como si no hubiese pasado nada”.

Las declaraciones de Correa se dieron durante una conferencia de prensa conjunta con su homóloga argentina, Cristina Fernández.

Ausentes diez presidentes de América Latina

Ayer también se pronunció el gobierno brasileño a través de su asesor de Asuntos Internacionales de la Presidencia brasileña, Marco Aurelio García, quien expresó que si el gobernante hondureño, Porfirio Lobo, asiste a la Cumbre de la Unión Europea (UE) con América Latina y el Caribe “al menos diez presidentes latinoamericanos” no irán.

García dijo a los periodistas, y en referencia a España, que “quien organiza (la cumbre) tiene que tomar en consideración el debate que hay en América Latina” sobre la cuestión hondureña, y buscar “un consenso, como propone la Organización de Estados Americanos (OEA)”.