•  |
  •  |
  • END

Los miembros del “Movimiento Juvenil Nicaragüita” coincidieron en que el gobierno del presidente Daniel Ortega manipula e induce a los jóvenes a delinquir, porque nunca se ha pronunciado en contra de las acciones vandálicas que cometen en su nombre.

El representante del organismo juvenil, Donald Muñoz, consideró, además, que el partido de gobierno aprovecha las condiciones de riesgo de estos jóvenes para usarlos como brazo fuerte contra quienes se le oponen o critican.

Muñoz explicó que estudios recientes han revelado que la falta de trabajo y de oportunidades obliga a los jóvenes a delinquir, y “de remante” se presentan ahora los grupos políticos que les ofrecen dinero a cambio de cometer acciones violentas en las calles, “entonces están dándoles poder para hacer lo que quieran”.

Generar exclusión social

“Un chavalo en este momento, cuando llega a tener plata (dinero), alcohol y poder, hace lo que le da la gana, es una manipulación burda que no tiene perdón, porque lo que están haciendo es generar una exclusión social mayor, lo cual afecta directamente el desarrollo del país”, explicó Muñoz, en alusión a los grupos orteguistas que se han caracterizado por defender, adoptando poses de paramilitares, las disposiciones del presidente Ortega.

La acción más reciente fue el 22 de abril, cuando los orteguistas quemaron dos vehículos de diputados opositores, que no quieren cumplir con un decreto del presidente.

Los miembros del Movimiento “Nicaragüita” se reunieron ayer en un foro debate para exponer sus propuestas al candidato a Procurador de los Derechos Humanos, Fanor Avendaño, quien les prometió una “procuraduría de la juventud” de resultar electo procurador.

En el debate, la estudiante de Filología y Comunicación de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, Anielka Jirón, demandó al gobierno de Ortega dialogar con todos los jóvenes y no sólo con sus simpatizantes.

No escuchan a los jóvenes

La joven, de 20 años, manifestó que cuando se tiene un presidente que desoye las demandas de la juventud, lo que les queda es luchar por sus derechos y salir a las calles de una manera pacífica, para que se vea que la juventud no está pasiva ni apartada de lo que está pasando en el país.

Yasser Lanuza, estudiante de Ingeniería en Sistemas y Relaciones Internacionales, dijo que le preocupa ver cómo la juventud se está desperdiciando en la violencia, y más cuando están defendiendo a un grupo político. Opinó que estos jóvenes manipulados por un partido, ni siquiera están defendiendo una causa socialista, sino que están defendiendo a un líder.